DECISIÓN MINISTERIAL Fue decretada la conciliación obligatoria y se volverá a trabajar en la fábrica Loimar

La medida, dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia, retrotrae el conflicto al comienzo, motivo por el cual empresa y operarios tendrán 15 días para encontrarle una salida a la decisión de la patronal de dejar cesante a una treintena de empleados.
No fue sencillo encontrar una salida. Desde Loimar se anunció en la víspera que debían despedir a otros 25 trabajadores, amparándose en “la fuerte caída de las ventas que han paralizado la producción”.

Los operarios, en cambio, sostenían que “ellos nunca pensaron que nosotros estaríamos tan unidos y acá no hay falta de producicón ni nada por el estilo, lo que sucede es que ellos no quieren que nosotros nos pasemos al sindicato de los ceramistas; quieren que sigamos en ladrilleros, para seguir denigrando al trabajador y obteniendo ventajas sin que nadie actúe”.

Los distintos posicionamientos hicieron que el representante de la delegación local del Ministerio de Trabajo, Fernando Harispe, que actuó ante la licencia por enfermedad del doctor César Sosa, debiera realizar algunas consultas a La Plata, desde donde se le contestó que le anunciara a las partes que se dictaría la concialiación obligatoria.

La ratificación de esta decisión debió esperarse por varias horas, ya que debía tener la rúbrica de un funcionario platense, lo que recién ocurrió promediando la tarde.

Retrotraer el conflicto a fojas cero fue aceptado por las partes, aunque el ingeniero Guillermo Edo, que actuó en representación de Loimar, dijo que “hay que ver cómo seguimos porque no estamos en condiciones de mantener una planta de personal tan grande”.

La próxima reunión entre las partes fue fijada para el miércoles de la semana próxima.

Comentá la nota