Una decisión de Kirchner desató un culebrón político que enfrenta a la Argentina y México por la gripe porcina

Una decisión de Kirchner desató un culebrón político que enfrenta a la Argentina y México por la gripe porcina
El ex Presidente ordenó continuar con la suspensión de los vuelos. "Estamos más enfermos que ellos", dijo el embajador argentino.
La gripe porcina, que está próxima a convertirse en una pandemia (hoy los casos confirmados son 1.124 -26 muertes-), no sólo genera pánico a nivel global, también ocasiona tensiones diplomáticas. Es lo que ocurre entre los gobiernos de Argentina y México, tras la decisión de prorrogar la suspensión de vuelos que tomó el ex presidente Néstor Kirchner en respuesta a las críticas oficiales mexicanas, que hablaron de discriminación.

Según informa Clarín en su edición de hoy, fue el propio Néstor Kirchner quien ordenó prorrogar el domingo la suspensión de vuelos provenientes de México, enojado por las críticas del gobierno de Felipe Calderón a la medida tomada el martes pasado de vetar la llegada de aviones del país donde nació la gripe porcina. Las fuentes consultadas por el diario tildaron a la medida como una suerte de castigo oficial del ex Presidente.

El embajador argentino en México, Jorge Yoma, intentó mediar en el culebrón político-diplomático que enfrenta a ambos países. "La Argentina está más enferma por el dengue que México por la gripe porcina", aseguró en una conferencia de prensa dictada en la embajada nacional cita en el D.F., informa el diario La Nación.

La oración dejó pasmados a los presentes que no salieron de su asombro a medida que el diplomático exponía que en Argentina hay más de 60.000 personas afectadas por dengue, datos sensibles al humor del Gobierno, que en un primer momento procuró mantener en reserva las estadísticas del impacto de la enfermedad.

Yoma ratificó que México presentó una queja formal ante él por los dichos de la ministra de Salud, Graciela Ocaña, quien en declaraciones periodísticas calificó a México como "el hermano enfermo". Esta carátula no cayó nada bien en el gobierno del país azteca, por lo que Yoma se encargó de hacer llegar unas disculpas lo más rápido posible y confió: "No me cabe la menor duda de que Ocaña no quiso ofender a los mexicanos".

La Organización de Naciones Unidas (ONU) criticaron la suspensión de los vuelos. "Los países deben abstenerse de tomar medidas innecesarias que causan trastornos sociales y económicos y carecen de fundamento científico", expresó su secretaria general, Margaret Chan. Palabras más, palabras menos, el Gobierno de Argentina copió la decisión cubana y estalló el conflicto diplomático. La razón: un brote de gripe porcina en medio de la campaña hubiese sido letal para el oficialismo, diezmado ya por la epidemia de dengue.

El Gobierno argentino prefirió no hacer declaraciones sobre las palabras de Yoma. El ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández, aseguró hoy que "bajo ningún punto de vista se discrimina al pueblo mexicano", ante el "malestar" expresado por el gobierno de ese país y evitó pronunciarse sobre las polémicas declaraciones del embajador argentino en México. "No quiero hacer análisis de los dichos de Yoma, no sé bien qué dijo", eludió el funcionario, en diálogo con radio La Red.

Comentá la nota