"La decisión de eliminar las AFJP es como robarle el dinero a la gente"

El economista norteamericano dijo que, por desconfianza, la repatriación de capitales no va a funcionar
El premio Nobel de Economía Robert Lucas afirmó que la eliminación de las AFJP es "como robarle el dinero a la gente" y que por esa razón el proyecto de repatriación de capitales no puede funcionar porque la gente no confía en traer sus ahorros al país.

En una entrevista con LA NACION, el economista de la Universidad de Chicago agregó que en los Estados Unidos los inversores no ven a la Argentina como una nación confiable para traer sus fondos.

Lucas, que ganó el Nobel en 1995 por explicar la hipótesis de las expectativas racionales, afirmó que para solucionar la crisis en Estados Unidos la mejor vía es utilizar la política monetaria de la Reserva Federal de incrementar las reservas en lugar de apelar a políticas fiscales "invasivas".

Invitado al país por la Universidad Di Tella para disertar en una jornada para economistas, Lucas descartó que esta crisis pueda alcanzar la magnitud de la depresión de la década del 30 y negó que la baja en las tasas de la Fed de los últimos años haya generado la "burbuja" que explotó en 2007.

El Nobel indicó que suena razonable pensar que EE.UU. tendrá una recesión leve del 1% en 2009.

-¿Cómo debe manejar la Argentina una desaceleración en su crecimiento del 9% en 2007 al 2% o menos en 2009?

-Si ésa es la cifra para 2009, es buena. De todos modos, si se trata de una baja transitoria, yo no cambiaría demasiado el esquema de política, aunque la Argentina tiene varios problemas más allá de esta crisis global.

-¿Cuáles son los principales problemas globales que observa?

-El colapso bancario llevó a la gente a refugiarse en activos superseguros como los bonos del Tesoro de Estados Unidos aun con una tasa de interés muy baja. En la Argentina fue una muy mala decisión del Gobierno tomar los fondos de pensión; eso no podría pasar en los Estados Unidos, donde se espera que el gobierno ayude a los ciudadanos, no como acá, porque esta decisión de eliminar las AFJP es como robarle el dinero a la gente.

-¿No se justifica que el Gobierno maneje esos fondos para prestarlos en medio de esta crisis global que eliminó el crédito?

-Más allá de los detalles sobre esta reforma, me cuesta encontrar la racionalidad de lo que hizo el Gobierno. Si querían prestar, hubieran utilizado otras alternativas o le hubieran dado la opción a la gente para elegir. No creo que se necesitara hacer en términos económicos lo que se hizo.

-Varios economistas creen que la Argentina no puede utilizar una política fiscal expansiva en medio de esta crisis global por haber mantenido un nivel de gasto alto.

-No entiendo muy bien para qué utilizar la política fiscal: la gente paga sus impuestos y el gobierno gasta esos recursos. Al mismo tiempo, sé que al país se le complica emitir deuda por el default que hizo en 2001.

-La otra vía que explora el Gobierno es promover una repatriación de capitales argentinos.

-No me imagino quién podría traer la plata después de lo que hizo el Gobierno con los fondos de pensión. No creo que funcione, porque no se ve que la política económica argentina de los últimos años haya sido buena. Por eso los inversores de Estados Unidos no buscan a la Argentina cuando pretenden un lugar seguro para invertir.

-¿Cómo se puede moderar el impacto de la crisis global?

-Hay medidas que la Argentina podría haber tomado antes. Por otro lado, aunque la desaceleración norteamericana sea negativa, sería peor elegir el proteccionismo comercial.

-¿Qué opina sobre el regreso de las políticas keynesianas?

-Esta estrategia se basa en la idea de que las reducciones abruptas en el flujo del gasto de los consumidores y de los negocios pueden ser compensadas con gasto público para prevenir una depresión. La política monetaria puede ser más efectiva que la fiscal, como lo muestra la estrategia de la Reserva Federal de acumular reservas.

-¿Hay lugar para ambas?

-Sí, pero la política fiscal puede ser más invasiva al plantear la nacionalización de empresas o la compra de acciones en empresas privadas frente a un problema de crédito.

-¿Puede aplicar su teoría de las expectativas racionales para explicar esta crisis global?

-Son parte de un esquema más amplio que afirma que se puede estimular una mayor productividad en el largo plazo a través de la utilización de la política monetaria, pero difícilmente pueda utilizarse para explicar este problema financiero actual.

El personaje

ROBERT LUCAS

Premio Nobel en 1995

Profesión: economista

Edad: 71 años

Origen: Estados Unidos

Ganó el premio por explicar la hipótesis de expectativas racionales, que explica la reacción de consumidores y productores ante la intervención de los gobiernos

Comentá la nota