"La decisión de demoler no pasó por el Consejo Escolar"

En diálogo con el programa Examen Final de la Am 1560, la presidenta del Consejo Escolar, se hizo cargo de las críticas y respondió acerca de cuál fue la postura del organismo frente a la situación de la Escuela Nº 501.
"Reconozco como lícito y desde el lado emocional lo que pasa por los papás cuando se pretendía o exigía que toda la matricula se traslade unánimemente a un solo lugar proponiéndole un espacio para tal fin. A eso nosotros respondimos que teníamos una indicación para ocupar los espacios disponibles en otras instituciones como para distribuir la matrícula", aclaró la consejera Mery Fuentes.

Haciendo referencia a la intervención, recordó que "la propuesta fue rechazada porque ellos realmente ante las características de sus niños prefieren que estén todos juntos y no por una cuestión de preferencia sino por una cuestión vincular de los chicos entre sí, de los docentes fue desechada".

Fuentes consideró que "acá se barajó de nuevo. Reconocemos desde el primer momento y desde hace 11 años que se viene pidiendo esta construcción. Se sabe que el actual edificio era un pensionado que se adaptó hasta la fecha para que funcione una escuela especial. La decisión que se tomó entre todos, entre ellos los gremios, representantes del consejo general de educación, Secretaría de Inspección, Jefatura Distrital, Consejo Escolar, entre todos, ya desde el año pasado veníamos hablando de preservar el edificio y que se puede reciclar para otros fines".

"Hoy -siguió- acordamos que teniendo espacios, terrenos libres de la dirección general de escuelas, se pueda construir o implementar un proyecto de escuela especial".

También se acordó preservar la relación con la empresa adjudicataria, aceptando la empresa las modificaciones que haya que hacer para el nuevo predio.

Por otro lado se acepta que se mantenga toda la matrícula en el actual establecimiento de avenida Avellaneda, realizando las refacciones imprescindibles.

La consejera aclaró también que "la decisión de la demolición no pasó por el Consejo Escolar. Nosotros como una partecita de UEGD. Es cierto que la postura de un nuevo edificio en otro lugar siempre fue de la FEB, pero no sabemos porqué razones se desechó. En su momento no se lo consideró porque hubo otras interferencias que lo impidieron, hoy estamos en esta situación. Hoy se llega a un sentido común".

Recomendar noticia

Comentá la nota