La decisión es ir a la Corte

Junto a un grupo de funcionarios, la Presidenta estudió los dos fallos. Concluyeron que Redrado el lunes no puede volver al Banco Central y que el Fondo del Bicentenario quedó en manos del Congreso. Por este fallo apelarán a la Corte.
Tras notificarse del fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que suspendió la aplicación del Fondo del Bicentenario hasta que el Congreso se expida definitivamente sobre el tema, la Presidenta convocó a una reunión en la quinta de Olivos para debatir cuál sería la respuesta judicial del Ejecutivo. Allí se decidió que el Gobierno apelará la resolución de la cámara con un recurso extraordinario ante la Corte Suprema. En esa reunión de urgencia también se evaluó no apelar el segundo fallo de la misma cámara, que modificó la medida cautelar de la jueza de primera instancia. Esa resolución no restituye a Martín Redrado en la presidencia del Central –el ex Golden Boy no podrá volver a su cargo al frente de la autoridad monetaria–, pero al mismo tiempo impide al Gobierno designar un nuevo titular de forma definitiva hasta que se pronuncie el Parlamento. "Redrado no entra más al Banco Central", dijo anoche el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien adelantó que el lunes la Policía Federal impedirá a Redrado el acceso a la entidad de Reconquista al 200.

De la reunión convocada por CFK participaron Fernández, el procurador general del Tesoro, Osvaldo Guglielmino; el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y el ministro de Economía, Amado Boudou, entre otros funcionarios. Allí se analizaron los dos fallos emitidos ayer por la Cámara del fuero Contencioso Administrativo, que integran las camaristas Marta Herrera y Clara Do Pico. En Olivos se concluyó en que la resolución de la Cámara dejaba inexorablemente en manos del Congreso el desenlace del debate sobre el Fondo del Bicentenario. Eso significa que hasta que el plenario de ambas cámaras no discuta el decreto de necesidad y urgencia 2010/09, por medio del cual se creó el ya famoso Fondo, el Gobierno no podrá usar alrededor de 6500 millones de dólares en reservas del Banco Central para cancelar vencimientos de deuda.

El Congreso recién podrá analizar el DNU 2010/09 una vez que comiencen las sesiones ordinarias, previstas para el 1º de marzo. En el Ejecutivo buscaron desdramatizar el hecho de que será imposible concretar la operación prevista en el Fondo del Bicentenario al menos hasta marzo próximo. "Hasta abril no tenemos vencimientos. Y en este primer trimestre no estaba previsto pagar vencimientos. Así que no hay premura", dijeron a Página/12 desde uno de los ministerios que estuvo siguiendo de cerca el conflicto originado en el Banco Central.

En el Gobierno saben que cuando se trate en el Parlamento el Fondo del Bicentenario se encontrarán con un panorama complejo en Diputados, donde casi que descuentan una derrota. La esperanza del oficialismo está puesta en el Senado. "Un DNU es una ley de la Nación y la única manera de parar una ley es con el rechazo de ambas cámaras. Por eso precisás que lo rechacen diputados y senadores. Acá lo que necesitamos son a los dos senadores de La Pampa", reconoció ante Página/12 un diputado muy cercano al matrimonio presidencial, que los conoce a ambos desde hace muchos años. Encabezados por el ex gobernador Carlos Verna, los senadores pampeanos del PJ formaron un bloque propio. De ellos podría depender que el Gobierno salga airoso de este episodio en el Congreso o que se encuentre ante una situación parecida a la Resolución 125.

El panorama asoma más tranquilo en relación al conflicto desatado por la rebeldía de Redrado. Ayer, tras la difusión del fallo de la Cámara, el propio Redrado hizo circular un comunicado en el que intentó plantear que el tribunal había fortalecido su intención de resistir en el cargo. Otra fue la interpretación del Gobierno, también fue distinta la lectura de varios bloques de la oposición.

Esas miradas coincidían en que del fallo de la Cámara se desprendía que Redrado no podrá seguir estando al frente del Banco Central. La resolución, en ese punto, reconocía que se habían producido hechos nuevos desde que la jueza María Sarmiento trabó la destitución de Redrado: se refería a la convocatoria de la Presidenta a la Comisión Bicameral que debe emitir opinión sobre su remoción, aunque sin carácter vinculante. "Redrado está afuera del Banco Central. El fallo (de la Cámara) levantó la medida cautelar dictada previamente, lo que implica que está vigente el decreto del Poder Ejecutivo de removerlo", dijo ayer el jefe del bloque del oficialismo en el Senado, Miguel Pichetto.

En la reunión de Olivos se comenzó a trabajar en el recurso extraordinario que se presentará ante la Corte. El plazo que rige para contestar es de entre cinco y diez días. Mientras se preparan los próximos movimientos, en el Gobierno también abundan los balances sobre lo que pasó en los últimos días. Son balances que incluyen cierta preocupación por el futuro. "El Poder Judicial está adoptando una actitud clásica, que es empezar a fallar a favor de los que ellos creen que van a ser gobierno en el próximo turno. Por eso se están corporizando, aunque a veces no se ajusten a derecho", analizó en diálogo con Página/12 un importante funcionario nacional.

Comentá la nota