Decime Tu Nombre

El Gobierno Provincial ordenó a los servicios administrativos de cada ministerio, secretaría u organismo descentralizados que identifiquen a los empleados públicos que participaron de la movilización del lunes último. Son buenos muchachos.
Como se sabe, los trabajadores estatales realizaron una marcha que incluyó la Casa de Gobierno, la Secretaría de Salud y la Legislatura.

La “caza de brujas” habría partido desde el mismo corazón de Fontana 50 para que se individualice a los revoltosos que osaron pedir un aumento de emergencia de 500 pesos y que se mejoren las condiciones laborales de los empleados que se desempeñan en el ámbito de la salud pública.

Esta mañana un subsecretario del Gobierno con despacho muy cercano al del gobernador de la Provincia requirió los datos filiatorios de los manifestantes que ayer acompañaron la entrega de un petitorio al viceministro de Gabinete, Raúl Fernández.

Como si esta situación no alcanzara para enrarecer el clima que se vive en la administración pública, a media mañana un empleado del Ministerio de Educación denunció haber recibido amenazas por parte un superior a causa de haber participado de la marcha de protesta. Inmediatamente se realizó una asamblea de trabajadores que evaluó los pasos a seguir ante semejante despropósito.

El Gobierno a través del mismo gobernador, el ministro de Gobierno y la secretaria de Salud vienen advirtiendo a los dirigentes sindicales y empleados públicos que “deben cuidar su fuente laboral” y sentirse unos privilegiados por “cobrar los días 30 de cada mes, tener techo y comida

Comentá la nota