"Decidimos tomar el toro por las astas"

Así se refirió el intendente Francisco Gutiérrez sobre a la determinación que tomó la Municipalidad para combatir a la influenza H1N1. Y advirtió: "si se agrava, tomaremos una determinación absoluta"
La medida tomada por el Municipio de Quilmes, a través del intendente Francisco Gutiérrez, de suspender buena parte de las actividades públicas a causa de la gripe A en el distrito tomó repercusión no solamente a nivel sino también, nacional.

Diversos medios nacionales instalaron sus móviles para mostrar una ciudad que, si bien tuvo un movimiento menor, para el que está en el día a día de Quilmes, no fue tan determinante.

Sin embargo, la atinada medida tomada por el Jefe Comunal de ir más allá de la tibieza nacional para intentar frenar la influenza H1N1, causó en general, la aprobación de la población.

"Hoy (ayer) se les comunicó oficialmente la medida que tomamos ayer (miércoles) a todos. La decretamos por 10 días pero es variable. Si a través de la comisión de salud que se armó vemos que hay mejoras, la medida se podría levantar antes, pero si la cosa no cambia o empeora por el crecimiento general del virus, se puede extender", explicó Gutiérrez en una charla con diario EL SOL.

Y fue más allá: "si esto se agrava, tomaríamos una medida absoluta, que es cerrar todo, como pasó en México, que nadie salía de sus casas. Igual, para esto deben acompañar el resto de los municipios, la provincia y el país. De ser así, vamos a proponérselo. Mucha gente de Quilmes trabaja en la Capital o en otros distritos y viceversa. Por ahora, en la zona de Quilmes, preventivamente alcanza para evitar que los chicos y el resto de las personas se contagien".

El Intendente agregó que "estuvimos evaluando mucho todo, con personal médico, en los hospitales, quienes nos señalaron la gravedad de la cuestión. Así, decidimos profundizar la medida nacional para nuestro distrito y de esta manera tratar bien los casos que tenemos y concentrar rápidamente los recursos. Nuestra prioridad es la salud, la educación y mejorar los barrios. Y esto es una muestra de eso. Trabajamos en prevención para evitar consecuencias graves".

-¿Siente que hacía falta sacudir la modorra general que había con respecto a este tema?

-Hacía falta tomar una medida así. Veníamos analizando y pensamos que era necesario tomar una medida fuerte. Sabíamos que podía tener un impacto económico pero para nosotros la salud está primero. Cuánto vale la vida de una persona. Primero está la salud y después la plata. Uno está en la calle y notaba la preocupación de la gente. En la escuela a donde va mi hijo veía la angustia de muchos papás. Es más, ayer (miércoles) el fue el único del curso que fue al colegio. Los padres de hecho, tomaron la decisión y esperaban que alguien asuma esa responsabilidad y nosotros lo hicimos. Los exámenes, que sólo se hacen en el Hospital Malbrán, demoran mucho. Y mientras tanto, la enfermedad crece. Por eso, decidimos tomar el toro por las astas, largar la medida y formar una comisión de salud integrada por especialistas.

-¿Cómo va el tema en Quilmes?

-Los hospitales están atendiendo bien y tienen mucha demanda. Por eso, descentralizamos la atención hacia Unidades Sanitarias, a las que les entregamos los recursos necesarios y los remedios. Así las personas, apenas se atienden con el médico, tienen su medicamento rápido. Lo que indican los especialistas es que el paciente se atienda rápidamente en el lugar, en su barrio y que inmediatamente, quede aislada en su domicilio y tomando las medicinas correspondientes y evitando propagar la enfermedad.

-¿Tuvo llamados de funcionarios provinciales o nacionales tras el decreto?

-No de ellos, pero recibí llamados de Intendentes y compañeros que querían saber pormenores de la medida que tomamos y los alcances del decreto para aplicarlos en sus municipios. Muchos están de acuerdo con la idea y quieren aplicarla.

-¿Por qué decidió esta medida?

-La situación es muy grave. Desde el momento en el que la Organización Mundial de la Salud decreta que es una pandemia es porque el virus está extendido en el mundo. No es un problema de una localidad. Si no se hace nada para contenerlo, el virus avanza. Al declararse la emergencia sanitaria y luego tomar la medida que tomamos, consideramos que no había que esperar hasta el lunes para suspender las clases; debía hacer ya, para qué esperar. Y a eso, le agregamos otras medidas. Creemos que con cerrar las escuelas no era suficiente, ya que los chicos que no iban al colegio iban a ir a otros lugares de alta concentración de personas y estábamos en la misma. Por eso se decidió cerrar también los salones de fiestas, peloteros, bares, pubs y bingos. Son todos aquellos lugares cerrados en los que se concentra mucha gente y favorecen al contagio del virus. En los lugares abiertos, no hay tanto problema. Por ahora los restaurantes funcionan pero con ciertas restricciones, ya que debe haber una distancia de 2 metros o más entre mesas para que no haya contacto cercano entre la gente. En cuanto a los supermercados, les pedimos que limiten la cantidad de gente que ingresa; ellos deben regular cuánta gente hay adentro para que la medida sea efectiva.

-¿Por qué 10 días?

-En principio, son 10 días los que estimamos, ya que se calcula que en una semana el virus se muere y no se propaga. Así, creemos que vamos a poder atender mejor a la gente y evitamos que la enfermedad se extienda. Tratada a tiempo y en forma rápida, la enfermedad desaparece como una gripe normal. Pero si se deja estar, se complica. Los más propensos son las personas embarazadas, los chicos, la gente con problemas respiratorios, cardiacos o diabéticos. Por eso les dimos asueto a las guarderías, a las mujeres embarazadas y a las personas que padecen diferentes que, normalmente, no les impiden trabajar, pero que en este caso, son vulnerables. Además, a ellos se suman las personas que trabajen en la Municipalidad y tengan chicos en edad escolar primaria, para facilitarles el cuidados de sus hijos.

-Hay elementos que faltan y muchos aumentaron los precios…

-En cuanto a la carencia y el aumento de precios en algunos medicamentos y elementos básicos para prevenir la gripe A, vamos a manejarnos a través de las denuncias que la gente haga a Defensa del Consumidor. Es una responsabilidad de todos. Nadie puede hacerse el distraído en defensa de la salud. La medida se tomó para evitar que la enfermedad se propague y los comerciantes deben contribuir a eso. Ahora está faltando alcohol en gel, barbijos y otros elementos, pero se repondrán rápidamente y eso no significa que aumenten los precios, que no tienen por qué.

Comentá la nota