Deciden la sanción disciplinaria contra la jefa del Servicio de Emergencias del municipal

El director de Desarrollo del hospital deberá resolver la pena a aplicarle a la médica Patricia Carrasco, acusada de usar bienes públicos en provecho propio y de cobrar horas extras no trabajadas. La palabra final la tendrá una junta de disciplina.
En las próximas horas, el director Oscar Colombo -segunda autoridad del Hospital Municipal Leónidas Lucero- deberá resolver la sanción provisoria que se le aplicará a la jefa del Servicio de Emergencias de ese nosocomio público.

La médica Cristina Patricia Carrasco quedó complicada luego de que un dictamen -elaborado por la asesoría letrada del hospital- desnudara maniobras relacionadas al supuesto uso indebido de los bienes del Estado y otras irregularidades.

Excusada la directora general Angélica Nigro -por ser cuñada de la mujer investigada- el director de Desarrollo y Planeamiento Oscar Colombo es quien tendrá la responsabilidad de definir el futuro laboral de la médica del Municipal.

Según el sumario elaborado por Pablo Hernández -instructor sumariante del hospital - y el titular del área Guillermo Comastri "la imputada Carrasco habría percibido pagos de horas no cumplidas efectivamente, habría realizado hasta tres guardias de 24 horas en forma consecutiva e ininterrumpida y habría utilizado bienes municipales en beneficio propio".

Algunos de los testigos que declararon en la causa manifestaron que la mujer "se hacía llevar en ambulancia hasta su casa a bañarse". Claro, mientras Carrasco se acicalaba, el móvil de emergencia se encontraba fuera de servicio y no disponible para la gente.

Además, se comprobó que la médica sumariada cobraba por guardias de 24 horas de tres días seguidos que no cumplía. "Es humanamente imposible que una persona esté tres días trabajando sin parar, ese hecho no resiste el menor análisis" manifestó un abogado municipal, consultado por LBN.

Luego de la decisión del Dr. Oscar Colombo, la médica cuestionada tendrá su oportunidad para presentar pruebas y defenderse por medio de un abogado.

Finalmente, la junta de disciplina (integrada por dos autoridades del Sindicato de Empleados Municipales y por dos miembros del Poder Ejecutivo) tomará la resolución definitiva para luego, con la firma del intendente Cristian Breitenstein cerrar el caso.

"De corroborarse todo lo expuesto en el dictamen elaborado por los letrados del hospital no existiría otra posibilidad más que apartarla de su cargo y hacer la denuncia penal" confió a La Brújula Net una alta fuente municipal.

Comentá la nota