Debido al ausentismo modifican reglamento del CD

(Winifreda) - Los concejales oficialistas de Winifreda impusieron su mayoría y modificaron el reglamento interno del Concejo Deliberante para impedir que los ediles justicialistas falten reiteradas veces a las sesiones ordinarias y de comisión.
Javier Naab (PJ) registra la mayor cantidad de inasistencias a las sesiones desde que asumió su cargo en 2007 y siempre invocó razones laborales para justificar su ausencia. El hombre alegaba que se encontraba de viaje dado que es camionero. Sus compañeros de bloque se comunicaban telefónicamente o le enviaban un mensaje de texto a la presidenta del Concejo Deliberante, Marta Berg (Frepam), para comunicarle la novedad y quien sería su reemplazante. Sus sustitutos fueron Ricardo Vermeuleun y Cristián López Avila. Pero hubo sesiones en que los mencionados tampoco pudieron asistir por razones laborales entonces fue auxiliado por Mara Della Rosa porque su antecesora, Claudia Visbeek, trabaja en General Pico.

Reproche.

La oficialista Silvia Benito reprochó en más de una oportunidad el comportamiento de su par opositor sobre quien consideró que debía cumplir con el cargo público para el cual se había postulado. Como las faltas no cesaron, los concejales del Frepam introdujeron modificaciones al reglamento interno del Concejo Deliberante.

En primer término prohibieron enviar SMS a la presidencia del CD para comunicar ausencias de concejales porque, según evaluaron, esa metodología no es la más idónea dado que los mensajes pueden ser borrados de los celulares o directamente no llegan en tiempo y forma. "Entendemos como prioritario participar de las sesiones, una obligación que debemos asumir, no pudiendo otro trabajo ser causa justificada para faltar", fundamentaron.

Reemplazo.

Luego dejaron establecido que los concejales deberán comunicar por escrito con 36 horas de anticipación su inasistencia a la sesión pero no serán reemplazados si la falta obedece a cuestiones particulares, en cambio si presentan certificado médico o solicitan licencia, que se acordará por mayoría simple, el cargo lo ocupará el suplente que corresponda. A partir de ahora los ediles de ambos bloques firmarán un libro de asistencias y se aplicarán sanciones disciplinarias o multas equivalentes al 10 por ciento de la dieta a los concejales que infrinjan el presente reglamento. El dinero ingresará al municipio como recursos ordinarios. Los ediles del PJ no le dieron el visto bueno a estas modificaciones y Benito apoyó las reformas: "Cuando aceptaron integrar una lista de candidatos asumieron la responsabilidad de representar a la comunidad que los eligió, por lo tanto deben cumplir con su deber", insistió.

Comentá la nota