"Debería darles protagonismo a otros"

"Tengo respeto por el ex presidente, pero me parece que lo que hay que discutir es los aparatos o las ideas, si el pasado o el futuro, si lo viejo o lo nuevo. Y voy a ser parte de esa discusión", opinó el diputado de Unión-PRO Francisco de Narváez, quien consideró, además, que Duhalde "se equivoca" al anunciar su participación en la interna presidencial del justicialismo. "Debería darles protagonismo a los dirigentes que hemos surgido en los últimos tiempos con una vocación de renovación", afirmó De Narváez en declaraciones por radio.

Lanzado a aconsejar al ex presidente, el diputado de derecha dijo que "volvemos a la foto de 2003, lo que hay que hacer es que quienes ya han tenido la oportunidad de conducir los destinos de la Nación den su asesoramiento". Para De Narváez, "la gente no espera que discutamos nombre e historia", pero dijo que sí participaría "si vamos a discutir ideas y futuro". De Narváez tuvo varias apariciones en el Movimiento Productivo Argentino (MPA) que comanda Duhalde, pero después tomó distancia del ex presidente.

Duhalde aseguró el jueves, tras disertar en el Coloquio de IDEA que se desarrolla en Mar del Plata, que va a "participar de las internas abiertas del justicialismo" y vaticinó que le va a ganar a Néstor Kirchner. "La última elección no fue una interna declarada, pero fue casi una interna entre el PJ con su presidente Néstor Kirchner, con las candidaturas testimoniales, con todo el aparato, y nosotros en Unión-PRO con una parte del justicialismo. El resultado no hace falta repetirlo", agregó. En ese sentido, dijo que "a Kirchner ya le hemos ganado en una pseudointerna, que no debió ser vista como tal, pero lo fue".

Por su parte, el gobierno nacional, a través del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió al cruce de la postulación de Duhalde a las primarias del justicialismo de cara a las elecciones presidenciales de 2011. Para Fernández, el ex mandatario "ya pasó su historia, ya no tiene tiempo, y está tratando de que le hagan un lugarcito en el medio del ring, pero no hay lugar en el centro del ring para él, ni lo va a haber".

Fue la primera reacción del Gobierno y quedó en manos del jefe de ministros, quien recogió el guante lanzado por Duhalde cuando afirmó que "en el peronismo hay muchos candidatos". Según Fernández, "si él quiere entrar en la primaria tiene todo el derecho de presentarse y buscar el apoyo de la sociedad, pero estoy convencido de que no lo va a obtener". El funcionario kirchnerista sostuvo que "el aprecio personal que le tengo al doctor Duhalde no va a variar, lo que no significa que yo compre lo que él pueda decir o las expresiones que pueda verter tratando de que le hagan un lugarcito en el medio del ring". Y ratificó su argumento de colocar a Duhalde en el pasado al decir que "sus aliados más aliados dicen de él que es historia pasada", en alusión a las críticas de De Narváez.

En cambio, la senadora Hilda "Chiche" González justificó la decisión de su esposo de participar en las internas abiertas del PJ en un explícito desafío a Kirchner, al evaluar que "es una irresponsabilidad mantenerse al margen" frente a la situación que atraviesa el país y con un "gobierno que no nos lleva a ningún lado". En declaraciones radiales, Chiche Duhalde explicó así el cambio de opinión del ex presidente, quien al entregarle el gobierno a Kirchner en 2003 había prometido no presentarse nunca más a ningún cargo electivo y hace algunas semanas reveló que no descarta pelear por la candidatura presidencial del PJ.

Por su parte, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, encolumnado en el PJ disidente junto a dirigentes como Felipe Solá, Carlos Reutemann y Jorge Busti, consideró que "el 2009 y el 2010 son años para gobernar, no son años para hablar de candidaturas, ni en la provincia de Córdoba ni nacionalmente".

Comentá la nota