"Es un deber y una obligación del Gobierno pagar la coparticipación en tiempo y forma".

Al salir al cruce de las declaraciones de la gobernadora Fabiana Ríos, quien opinó que los reclamos judiciales por las deudas municipales "es un derecho y un deber" de las administraciones comunales, el secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, contador Paulino Rossi, lamentó que se haya tenido que llegar a ésa instancia, al recordar que "es un deber y una obligación del Gobierno provincial que pague la coparticipación en tiempo y forma".
El funcionario reprochó el incumplimiento sistemático de las promesas formuladas, e incluso consideró que la no implementación del goteo a través del BTF puede entenderse como "una intencionalidad política para perjudicar a los municipios y ahogarlos financieramente".

En este sentido, el funcionario municipal recordó que "todos los municipios hemos sido pacientes; hemos apostado al diálogo y lamentablemente, cada vez que el Gobierno provincial ha hecho una promesa, la ha incumplido sistemáticamente", fustigó.

Sobre la llegada de Rubén Bahntje al frente del Ministerio de Economía, el Contador Rossi indicó que "tenemos que entablar nuevas relaciones, pero tenemos que entender también que ya no hay tiempo ni margen para negociaciones porque una cosa es un contexto de crecimiento económico con un monto de deuda de larga data, y otra muy distinta es un atraso sistemático en los fondos que se deben enviar y promesas incumplidas", contrastó.

En este sentido, agregó que "estamos a más de 40 días de la implementación del goteo diario a través del Banco que todavía no se ha hecho. Entonces, si en todo este tiempo no se implementó y no hay una sola respuesta oficial de porqué no se hizo, uno interpreta que es una intencionalidad política para perjudicar a los municipios y ahogarlos financieramente".

El Secretario recordó que desde el Municipio existe aceitadas relaciones con diversas área del Gobierno provincial, como el BTF o el Ministerio de Salud o bien la Policía Provincial, pero no sucede los mismo con el Ministerio de Economía.

Sin embargo, Rossi dejó una puerta abierta al considerar que "la única posibilidad de entablar un diálogo es que brinden una respuesta concreta a los municipios y no promesas, sino realidades concretas".

Sobre el último informe del Tribunal de Cuentas Municipal que clarificó que la deuda que mantiene el Estado provincial con su contraparte municipal, es de unos 35 millones, en sintonía con lo manifestado por el Ejecutivo municipal, el titular de la cartera de Finanzas de la ciudad recordó que "los informes que hicimos nosotros fueron con las planillas de la Contaduría General del Gobierno de la Provincia –el Contador General certificó la deuda- y con los decretos de Definitivos que la misma Gobernadora firma. Todo tiene sustento legal y es sumamente clara la deuda, nadie puede discutirla", afirmó.

Incluso, reparó que "de hecho, el organismo que nos controla (el Tribunal de Cuentas Municipal) y el mismo Gobierno provincial ha reconocido esta deuda; el tema es que no se ha hecho absolutamente nada para normalizar el pago ni mucho menos generar una deuda nueva cada día que pasa".

Comentá la nota