Se deben tomar recaudos con los recipientes con agua

Fuerte campaña a la espera del dengue

La Municipalidad realiza fumigaciones en las zonas periféricas de la ciudad.

Además trabaja en forma conjunta con la Policía, Gendarmería, Bomberos y centros sanitarios para hacer frente a casos positivos.

La realidad marca que en los últimos tiempos enfermedades como la Gripe A o el Dengue han provocado cambios sustanciales en los hábitos de los ciudadanos y por ende en las autoridades de gobierno, que son quienes deben tomar medidas para evitar que estos males se propaguen en la ciudadanía.

En Mercedes el municipio ha entendido la necesidad de ponerse al frente de la lucha de estos males modernos. Ya lo hizo en el invierno con la Gripe A, donde hubo medidas extraordinarias que surtieron un efecto positivo. Ahora es el momento de trabajar para prevenir los casos de dengue.

"Venimos trabajando desde agosto en distintas áreas atendiendo a la zona periférica de la ciudad, donde hay mayor posibilidad de formación de mosquitos. Realizamos tareas de fumigación y además colocamos un larvicida", sintetizó la doctora Liliana Masserio, directora de Salud del municipio.

La directora, junto con el personal de su área, ha realizado diferentes tareas en esta batalla contra el dengue. Todas tienen carácter preventivo y se centran en dos pilares: fumigación y concientización de los ciudadanos.

A la fecha se han fumigado los sectores que comprenden las calles de 47 a ruta 42 (camino al cementerio) y de 40 a 108, entre 15 a 19 y 50 a 58; 29 a 35 y 40 a 48, Barrios Trocha, Parque. También se trabajó en lugares puntuales como los tres cementerios, 7 cavas, Instituto Martín Rodríguez, Parque Municipal (nuevo y viejo), los basurales a cielo abierto y algunas casas particulares que por diferentes motivos lo solicitaron. En todos estos lugares también se colocaron larvicidas.

"Los trabajos de concientización se realizaron fuertemente en las escuelas y además hemos contratado promotoras para que salgan a explicarle a la gente en los barrios sobre las medidas cautelares que se deben tomar", aseguró Masserio.

También se colocaron 40 ovitrampas en distintos puntos de la ciudad y fueron entregadas a las salas de atención primaria y fue instruido el personal para poder hacer una lectura correcta de ellas. Las ovitrampas son utilizadas como método sensitivo y económico para detectar la presencia del Aedes aegypti en situaciones en donde la densidad de las poblaciones de mosquitos es baja y en donde la localización de criaderos no es productiva. Se enfatiza que las ovitrampas son especialmente útiles para la detección temprana de reinfestaciones.

Preparados

La doctora Masserio también hace hincapié que más allá del trabajo preventivo que se realiza desde hace tiempo, el municipio está preparado para hacer frente al ataque de la infección. "Desde agosto venimos reuniéndonos con los Bomberos Voluntarios, la Gendarmería, y la Policía planificando una estructura de trabajo a aplicar en caso que aparezca algún caso. Nosotros contamos con mochilas y termos fumigadores pero le pedimos a las fuerzas que nos aporten recursos humanos en caso de necesitarlos", asegura.

En el momento que aparezca un foco de infección se debe fumigar una cuadra a la redonda (el mosquito más de eso no vuela) y además deben ingresar a los hogares de esa cuadra y fumigar y quitar los recipientes donde se pueden colocar las larvas.

Además hay tendida una red sanitaria de trabajo con el Hospital Dubarry, la Clínica y el Centro Médico. Estas instituciones tienen la obligación de informar al municipio de casos sospechosos para que se pueda actuar en forma adecuada. "Hay gente que vive del trabajo con gomas o latas y debe tomar recaudos especiales a la hora de dejar estas cosas a la intemperie. No deben dejar que se acumule el agua", asegura la doctora Masserio.

La directora de Salud también habló sobre la posibilidad de utilizar líquidos derribantes en los hogares. La fumigación actúa en el momento, pero no tiene poder residual. Es recomendable tirarlo a la mañana temprano o a la noche.

También hay que tener en cuenta pequeñas cuestiones cotidianas. Por ejemplo, el agua donde toma el perro se debe cambiar constantemente porque la larva de este mosquito vive en el agua. "Debemos conocer al enemigo para poder combatirlo", finalizó.

Comentá la nota