"Debemos trabajar mutuamente, con inteligencia y generosidad"

Indicó Victoria Borrego, al asumir como Intendente.

Para mí, el día de hoy, esta noche ... es un momento en el que deseo agradecer y simplemente compartir en este recinto, con ustedes especialmente, señores concejales, mi posición, algunas ideas y mis deseos para estos dos próximos años de gestión municipal que tengo el enorme honor y responsabilidad de dirigir.

Desde lo personal debo agradecer a todos los concejales que han tenido la responsabilidad de representar en este recinto a la comunidad de 25 de Mayo con los que he trabajado desde mi inicio en la función pública, todos me han aportado algo, colaboración, tiempo, trabajo, apoyo y los que no han tenido la actitud de colaboración aún en el disenso, también me han aportado para conocer la existencia de actitudes, que sinceramente no conocía, pero ellos también han colaborado en la formación de mi carácter, porque hoy yo estoy aquí con todo eso, con las cosas buenas y sorteando las pruebas que se fueron presentando, como en todas las cosas de la vida.

Especialmente debo agradecer a los concejales de mi bloque el apoyo inicial, en la aprobación del presupuesto y del organigrama, el que interpreto no sólo como un voto de confianza a la continuidad de esta gestión de gobierno sino como un gesto de respeto al planteo que se hace desde la seriedad, la responsabilidad y la experiencia de trabajo, con un profundo proceso de reflexión, como acostumbro a trabajar, quiero decirles que agradezco ese respeto expresado.

Quiero compartir con todos ustedes también, mí posición, la posición que ha mantenido este gobierno municipal a cargo de Mariano Grau, en el transcurso de los años, desde la convicción y con cada acción llevada a cabo, que es la posición de ser defensores a ultranza del sistema republicano de gobierno.

Promovemos, respetamos y defendemos la división de los tres poderes del Estado.

En este caso particular, más allá de la composición numérica de los bloques, respetamos y defendemos la independencia del Departamento Ejecutivo y este cuerpo deliberativo.

La propuesta de trabajo que vengo a manifestarles, que se transforma en un compromiso público, es el absoluto respeto a las incumbencias de ambos departamentos, solicitando humildemente a ustedes, señores concejales, que el compromiso sea mutuo. Me atrevo a efectuar esta solicitud por la experiencia vivida estos dos últimos años, y por el tiempo complejo en el que vivimos y el que nos tocará afrontar.

La propuesta concreta es que nos debemos trabajar mutuamente, cada uno en el rol que le corresponde y con la inteligencia y generosidad suficientes para saber cuando son momentos de trabajo para la comunidad y cuando es el momento de la competencia, competencia, que por otro lado es lógica y necesaria en un sistema democrático de gobierno.

Quiero compartir también con ustedes que pienso que más allá del concepto de la política, de lo político, que tenga cada uno de nosotros, porque les confieso, que yo aún sigo leyendo para definir el concepto al que adhiero, sé claramente algunas pocas cosas, o estoy convencida de ellas.

Sé lo que no es política: todo lo que persiga un interés particular, el agravio, el insulto, la desvalorización del otro, no es política.

Sé que éste, es el ámbito de la representación política por excelencia, por eso me produce alarma el escuchar pedir, desde aquí, que no se haga política en el recinto.

Y también sé que ustedes y nosotros, el Departamento Ejecutivo y el equipo de colaboradores que me acompañará, somos los máximos y primeros responsables en actuar para devolver la fe, el entusiasmo y la credibilidad en la política como herramienta imprescindible para cambiar la realidad de las comunidades.

Siempre he sostenido que creo que es lógico y sano que no pensemos igual, no sólo por ser seres humanos individuales sino porque participamos en espacios políticos diferentes, desde mi lugar ofrezco mi mayor esfuerzo para encontrar los puntos de contacto, de unión, que seguro como veinticinqueños tenemos y debemos tener, y me comprometo a actuar en ese sentido teniendo como premisa el diálogo permanente para que todos tratemos de lograr una mejor convivencia. Pero respetando siempre las pautas no escritas pero necesarias a mi criterio en toda sociedad organizada, como son el respeto, el buen trato y la sinceridad, porque más allá de ser ésta una profunda convicción y un estilo de vida, humildemente creo que es eso lo que la comunidad espera y nos reclama a todos y a cada uno de nosotros.

A los concejales que se inician en esta tarea: Diego Canullán, Diego Marchesotti, Daniel Fredes y Claudio Monteiro les deseo sinceramente que logren sentirse cómodos en esta nueva etapa política de sus vidas Y para finalizar quiero hacer un especial agradecimiento a la concejal que hoy finaliza su mandato, señora Susana Ferrari, que en un período muy complejo desde lo político partidario ha tenido un constante trabajo y actitud permanente de colaboración desde un real y profundo compromiso.

Muchas gracias por el espacio que me brindaron para compartir estas palabras".

Comentá la nota