“Debemos decidir si queremos una Justicia independiente o no”

Los legisladores opositores cuestionaron con dureza la ley de subrogancias impulsada por el oficialismo. El republicano Ricardo Bussi adhirió al planteo de Esteban Jerez y sostuvo que la Legislatura carecía no sólo de potestad sino también de autoridad moral para declarar la emergencia del Poder Judicial.
“Para el caso, la Justicia debería declarar en emergencia a una Legislatura que le cedió al Ejecutivo la potestad de distribuir un presupuesto de 6.200 millones; y también a un Poder Ejecutivo que hizo designar a Francisco Sassi Colombres como vocal de la Corte, para dar marcha atrás tras un llamado telefónico desde Buenos Aires”, fustigó el titular de FR.

Tras calificar de “perversión institucional” el proyecto oficial, Bussi también responsabilizó al Ejecutivo de haber promovido la crisis del Poder Judicial. “Bastardearon el sistema de designación de jueces para generar esta situación de vacancia generalizada y copar los juzgados con abogados amigos. Con esta propuesta, este recinto está punto de configurar el delito de traición a la patria. Le estamos dando al gobernador la facultad omnímoda para designar jueces: le estamos por decir que haga lo que quiera con la Justicia. ¿Acaso no nos importa?”, inquirió.

Osvaldo Cirnigliaro, a su turno, sostuvo que el Gobierno careció de planificación para prever la crisis, y de vocación por la concertación, para conseguir una solución consensuada. “El Viejo Vizcacha decía, en el Martín Fierro, que había que hacerse amigo del juez para tener un palenque donde ir a rascarse. Pero aquí quieren hacer una tranquera propia”, ironizó el laborista.

El radical José Cano, a su turno, repudió que el oficialista José Cúneo Vergés asegurara que entre los críticos al Gobierno hay quienes hablan de los “negros peronistas”. “No voy a avalar con el silencio esa barbaridad: respeto la militancia y la UCR jamás usó esos términos, que sí se los escuché a Cúneo Vergés, tal vez porque él si piensa eso de sus compañeros”, refutó.

“Aquí tenemos que decidir si queremos una Justicia independiente, o no. Y lo que veo es que, aunque nada costaba, no consultaron a ningún sector de la sociedad sobre esta ley, porque lo único que quieren es tener jueces adictos- El gobernador (José Alperovich) había dicho que no quería designar ni a un solo juez: vamos a tener que empezar a reinterpretar lo que afirma, porque, en realidad, busca designar a todos los magistrados que pueda”, concluyó.

Comentá la nota