"Se debe cumplir el contrato", dijo Amaya

El intendente cree que una vez finalizado el convenio se debería convocar a una licitación.
En el oficialismo, todos responden al unísono cuando se les consulta por el futuro de los residuos urbanos. Ayer, el intendente de la capital, Domingo Amaya, también consideró que se debe respetar el contrato con Pacará Pintado.

El presidente del consorcio intermunicipal, el edil Ramón Santiago Cano, fue el primero en sostener que la empresa Servicios y Construcciones La Banda SRL asumirá la disposición final de la basura en el predio que se pretende habilitar en Overa Pozo. El argumento es que la actual operadora de Pacará Pintado tiene contratos firmados con municipios que se extienden hasta 2013.

"Hoy es la empresa que tiene el convenio con la Municipalidad y se debe cumplir el convenio", aclaró Amaya. Luego, consideró que un eventual llamado a licitación pública para dar lugar a otros oferentes debería darse una vez finalizado ese contrato. "Lo que tenemos que hacer luego es una licitación, en la que podrá presentarse Pacará Pintado. Se tiene que prever una licitación a mediano y largo plazo para que haya las inversiones adecuadas. En el tema de los residuos debe haber inversiones que sean sustentables a largo plazo, porque las cosas cortas no sirven", afirmó.

El jefe municipal calificó como un paso adelante el traslado del depósito de los residuos al este de la provincia. "Con Overa Pozo estamos mejor encaminados, no digo que es lo óptimo, pero estamos mejor: ya se formó un consorcio entre municipalidades del Gran San Miguel de Tucumán. Este fue el primer paso, el segundo es empezar a desarrollar el sistema de disposición final y proyectarlo a 15 años. Ver qué tecnología se aplicará para reducir la cantidad de residuos depositados y ver cómo se los aprovecha para la generación de energía", auguró.

Comentá la nota