Debatió ayer el Consejo Económico y Social firma del acuerdo por coparticipación de soja

Debatió ayer el Consejo Económico y Social firma del acuerdo por coparticipación de soja
Adheriría Córdoba, pero se pedirá bajar retenciones granarias y que además se coparticipen regalías mineras y petroleras. El campo insiste en que no firme una propuesta que es “una dádiva”, e insiste en llevar el tema al Congreso de la Nación.
El dirigente ruralista, Agustín Pizzichini, dijo que el ministro de Agricultura, Carlos Gutiérrez, adelantó ayer por la tarde, durante la reunión del Consejo Económico y Social, la posibilidad que Córdoba adhiera al Fondo Federal Solidario Solidario que anunció el gobierno nacional, lo que abrió un nuevo frente con los dirigentes ruralistas que, precisamente, habían ido a esa reunión a pedirle una acción de no aceptación en respaldo con la causa del campo.

Aunque ni el Consejo Económico y Social, ni la Provincia se pronunciaron de manera oficial sobre el tema, el titular cordobés de la Federación Agraria Argentina adelantó que la posición de la Provincia estaría por la adhesión al Fondo Federal, que es un mecanismo mediante el cual el gobierno nacional tiene previsto distribuir, en un esquema similar al de la coparticipación federal, el 30% de los fondos que percibe mediante la retención a las exportaciones de soja.

El representante de la delegación cordobesa de Federación Agraria Argentina, Pizzichini, confirmó a LA MAÑANA que le pidieron al gobierno de Córdoba que “no acepte la falsa coparticipación (de la soja) porque sería hacerle el juego a la Nación”.

Consideró Pizzichini que “Schiaretti quedó entre la espada y la pared” ante el decreto firmado por Cristina de Kirchner, y que el campo esperaba «discutir el tema de la coparticipación en el Congreso».

Este fondo es una «dádiva» porque no tiene libre disponibilidad, sino que será el gobierno nacional «el que determine qué obras hacer», concluyó el dirigente ruralista. “Será como muchos otros planes que nunca se traducen en obras para el sector porque terminan siendo gastados con otros fines”, auguró Pizzichini.

De la reunión del Consejo Económico y Social participó el ministro de la Producción, Roberto Avalle.

La discusión sobre esta adhesión se da en momentos en que el gobernador Juan Schiaretti se encuentra de vacaciones hasta fin de mes, pero la decisión del gobierno provincial de adherir a esta iniciativa le permitiría a la Provincia recibir un promedio de 550 millones de pesos este año.

Sin embargo, Gutiérrez dijo que a pesar de la aceptación, el gobierno provincial insistirá en que se rebajen las alícuotas a las exportaciones de soja, al considerar que el actual 35% de retenciones constituye un gravamen excesivo que afecta al aparato productivo.

En el mismo sentido, Gutiérrez reiteró que se solicitará al gobierno nacional que se incluyan en el fondo solidario para ser coparticipado con todas las administraciones provinciales, las regalías que reciben algunas provincias por la minería y el petróleo, tal como ocurrirá con las retenciones a la soja a partir del 1 de abril.

Pero lo que se considera injusto es que el reparto se realice con los fondos generados por la producción de soja y llegue a provincias que no tienen plantada ni una hectárea de esta gramínea, tal como establece el decreto presidencial que se dio a conocer la semana pasada.

Esta distribución solidaria con el resto de provincias que no tienen soja pero sí reciben regalías por minería o petróleo, según Gutiérrez, debería aplicarse también a la inversa para que los cordobeses se vean beneficiados en un principio de equidad mínimo y no porque Córdoba no quiera coparticipar sus recursos.

Finalmente, Gutiérrez dijo que si la Provincia acepta adherir al fondo discutirá con los ruralistas el destino de los fondos, que podrían ser aplicados al mejoramiento de los caminos rurales a través de los Consorcios Camineros.

Estos puntos ya fueron adelantados por el gobernador Schiaretti no bien se decidió la semana pasada desde la Casa Rosada coparticipar el 30% de las retenciones a la soja.

Comentá la nota