Debates sobre la supuesta desestabilización

¿Usted considera que existe un plan de sectores de la oposición para desestabilizar al Gobierno nacional o que, por el contrario, es el propio Gobierno el que con su gestión motiva su desestabilización? LA GACETA hizo esta consulta y, en general, se observa que desde el oficialismo se objeta las críticas y que desde la oposición se niega un rol desestabilizador.
"Un Ejecutivo con iniciativas"

Osvaldo Jaldo - Ministro del Interior

"No estoy en condiciones de asegurar que exista o no un plan de desestabilización. No me consta, ni tengo pruebas. Sí se registraron declaraciones públicas de ciertos personajes, que representan a diferentes instituciones, que para nada ayudan a estabilizar el sistema democrático. Y desde el Gobierno nacional, para nada las medidas que se toman tienden a desestabilizar. Es un Poder Ejecutivo que toma iniciativas, que a veces benefician a un sector y que molestan a otros; pero no puede perder la toma de iniciativas, porque para eso ha sido elegido por cuatro años".

"Cuidado con lo que se dice"

Ramón Santiago Cano - Presidente del Concejo Deliberante capitalino (PJ)

"En el ámbito local no creo que haya un plan de sectores de la oposición para desestabilizar el Gobierno. Sin embargo, considero que muchas veces la gente debe tener cuidado con lo que dice. Sobre todo con la forma en que se expresa. Porque si no, como ellos ya tienen un espacio de oposición, muchas veces pueden contribuir, en parte, a crear un clima de desestabilización. Hay muchos, muchísimos reclamos que son justos, obviamente, pero en el marco de estas protestas se los termina politizando; a veces un poco y otras un poco más".

"Medidas totalitarias"

Federico Romano Norri - Presidente de la UCR

"La inestabilidad de los gobiernos de la Nación y de la Provincia nace porque las medidas que toman son resueltas con un modo totalitario y antidemocrático . La gente no está de acuerdo con esta forma de ejercer el poder, y mira en la UCR y en el Acuerdo Cívico y Social a las fuerzas que le garantizará la institucionalidad. El oficialismo debe entender el mensaje de las elecciones de junio, admitir que ya no es mayoría y que en el Congreso debe consensuar leyes con la oposición. No tiene el número para imponerse, es el tiempo del debate y de los acuerdos. Lo mismo pasa en Tucumán".

"Desestabiliza el que no acata"

Gerónimo Vargas Aignasse -Diputado nacional (PJ)

"¿Cómo el Gobierno, por las medidas que toma, y que hacen a la gestión, va a generar inestabilidad? El gobierno tiene las facultades de gobernar; toma decisiones políticas en el marco de la legalidad, el que no las acata es el que desestabiliza. No se justifica que nadie, bajo ninguna circunstancia, contemple la posibilidad de que la Presidenta no termine su mandato. Todo vale, menos las amenazas a la institucionalidad, o los intentos de hacer valer por la fuerza lo que ellos creen que es su derecho. Nadie tiene derecho a imponer su voluntad por encima de lo que prevé la Constitución".

"Consecuencia de sus actos"

Carlos Canevaro - Legislador Unión Norte Grande

"No hay ningún plan en contra de la Nación, sino una consecuencia de sus actos. Se dedicó a generar conflictos con el campo, con los empresarios y con la Iglesia, porque en ellos encontró un mecanismo para la legitimación del poder. Fue algo lamentable. La Presidenta debería acercarse al ciudadano, dejar a piqueteros y a sindicalistas. Siento que aún no escucharon el resultado de las urnas. Esa postura puede generar situaciones complicadas; ojalá recapaciten y nazca una vocación de diálogo social. Sin embargo, en Tucumán se da una situación absolutamente distinta".

"Impotencia del oficialismo"

Esteban Jerez - Legislador Bloque Juan Bautista Alberdi

"Todas las teorías conspirativas tienen su base en la inoperancia o falta de responsabilidad en asumir los roles que a cada uno le toca en la sociedad. El Gobierno, como tal, debe garantizar la paz social, con todos los medios que tiene en su poder. Tanto si existen conspiradores como en el caso que no existieren, resulta inconcebible que, en la primera hipótesis, no existan organismos capaces de captar quiénes conspiran. En el segundo caso es peor, porque se manifiesta la inutilidad del Gobierno para resolver un problema. En ambos casos, el oficialismo muestra su impotencia".

"Debe sobrevenir el consenso"

Luis José Bussi - Legislador Partido Republicano Fundacional

"El primer desestabilizador es el propio Gobierno, al crear cortinas de humo para ocultar su ineficacia y sus errores. No hay forma de recuperar la credibilidad que ha perdido. Ni a Cristina Fernández ni a Néstor Kirchner puede creérseles nada; están en retirada y se vienen tiempos nuevos y mejores para la Argentina. Sin duda, vamos a aprender de lo sucedido para generar una nueva etapa en la cual priven el consenso y el diálogo. José Alperovich es el Kirchner tucumano: aunque quizás en la provincia aún no se sienta tan profundamente el descrédito del Gobierno nacional".

"No hay autodesestabilización"

Regino Amado - Presidente subrogante de la Legislatura (PJ)

"Con el planteo de las retenciones al campo se puede haber dividido un poco la sociedad; pero las decisiones que ha tomado últimamente, como la asignación universal por hijo o el plan 'Argentina trabaja', no son para nada autodesestabilizantes. Por el contrario, son medidas acertadas que van directamente a la gente con menos posibilidades de conseguir un trabajo. De todos modos, los dichos de Hugo Biolcati... ese es un personaje golpista; lo que dijo lo hizo públicamente, y en contra del Gobierno. Y algunos medios, no muestran toda la realidad".

"Se arregla y se pide otra cosa"

Manuel Fernández - Legislador (PJ)

"En el ámbito provincial, el tema de la salud ha sido bastante complicado para el Gobierno, tanto en el caso del Ejecutivo como para nosotros, en la Legislatura. Porque desde la Cámara sacamos todas las leyes para que Tucumán funcione como todos queremos, con más trabajo, con más educación, con más salud. Gracias a Dios, ese tema se solucionó. Pero hoy no respetan las paritarias, lo que en su determinado momento acuerda el Gobierno con los gremios. Se arregla y a los 15 días piden otra cosa. Se puede tomar eso como que quieren desestabilizar".

"El Gobierno perdió el rumbo"

Federico Masso - Presidente Movimiento Libres del Sur

"Hay hechos concretos que son preocupantes, como las interferencias en las llamadas del helicóptero presidencial. Pero no estamos de acuerdo con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, cuando afirma que cualquier reclamo es parte de la desestabilización. El Gobierno nacional perdió el rumbo desde 2007 y no profundizó la inclusión social. En la Provincia también debe hacerse una evaluación profunda, y empezar a tener un diálogo muy fuerte con los distintos actores de la sociedad, porque aumenta la brecha entre ricos y pobres, lo que es una luz de alerta".

"Actitudes no constructivas"

Hugo Cabral - Concejal de la capital (PJ)

"No creo que haya un plan de sectores que militan en la oposición de desestabilización al Gobierno; pero sí estoy seguro de que muchas de las actitudes que toman no son constructivas. Esto provoca, muchas veces, un clima de desestabilización. Es necesario que la oposición tenga políticas constructivas; de otro modo pereciera que todo lo que hace el oficialismo está mal, y eso no es así. Dentro de los sectores opositores, algunos se oponen a todo por el simple hecho de oponerse; otros cuestionan de manera constructiva. Y también están los que apoyan críticamente al Gobierno".

"Sin poder para desestabilizar"

Osvaldo Cirnigliaro - Legislador Partido Laborista

"El peor enemigo del gobernador se llama José Alperovich. Desde 1983, sólo Fernando Riera terminó su mandato con satisfacción. Pese a que gastó el 75% de los ingresos de los últimos 20 años, no solucionó los problemas del pueblo, y ahí radica la diferencia de todos los gobernantes con Riera, que defendía el interés del pueblo. Cuando un Gobierno antepone los intereses personales, familiares o de los círculos más íntimos a las necesidades populares, fracasa irremediablemente. La oposición no tiene poder para desestabilizar, siendo que además debe ocuparse de su propio trabajo político".

"Sólo ven fantasmas"

Claudio Viña - Concejal Fuerza Republicana

"Más allá de las críticas al gobernador, José Alperocih, nunca lo escuché hablar de que exista un plan desestabilizante. El Gobierno nacional sí ve fantasmas: ve grupos armados; supone que los militares de los 70, de 85 años, enfermos y presos, tienen misiles e intervienen comunicaciones. Por maquiavélicos suponen que el campo y la oposición son desestabilizadores. Pero son ellos los que se autodesestabilizan, con las medidas que toman. Tienen una psicosis de persecusión. Se pelean con la Iglesia, con el campo, con los empresarios; con todos los que pueden".

"Puede haber un descocado"

José Luis Avignone - Concejal de la capital (UCR)

"El Gobierno se autodesestabiliza por las torpezas que comete. Por ejemplo, la postura del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, de no acatar las ordenes de la Justicia. Eso tiene una gravedad institucional mayor. Pasan por encima de otros poderes al no acatar los fallos de la Justicia. Por ahí, en la oposición, puede haber un descocado que diga que hay que tirar al Gobierno, pero son expresiones que se pierden en el éter, por un estado emocional o de bronca. Lo del escenario nacional repercute en lo provincial. Hay algunos que actúan con impunidad y atropello".

"Sólo críticas políticas"

José Páez - Presidente de la Democracia Cristiana

"No existe ningún plan de la oposición para desestabilizar; sólo se advierten cuestionamientos de carácter político, social o económico. Un sector social, el campo, manifestó su oposición a la política agropecuaria; y el desborde verbal del presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, no compromete al conjunto de la oposición, ni siquiera al sector agropecuario, que han observado el exabrupto. La desestabilización parte del propio Gobierno cuando anticipa usar el veto, como un elemento de presión evitando el reconocimiento de la mayoría parlamentaria".

"Un falso anhelo oficialista"

Rodolfo Succar - Presidente del Partido Socialista

"Creer que existe un plan de la oposición para desestabilizar al Gobierno es un falso anhelo que surge de las filas del oficialismo, que nos tiene acostumbrados al fantasma de la desestabilización, como la vieja muletilla del gobernador: "me ponen palos en la rueda". Olvidan que los gobiernos, para gozar de la aceptación popular, deben construir consensos políticos y sociales. El primero lo obtienen cuando ganan los comicios, pero el segundo, día a día, con la gestión. Cuando pierden esto último, como sucede hoy, se debilitan y ponen en peligro la vida institucional".

"Quedarse para hacer daño"

José Costanzo - Concejal de la capital (Partido Autónomo de Tucumán)

"El Gobierno nacional ha perdido el rumbo. Pero el grave problema que deben padecer los argentinos es que esta gestión kirchnerista no va a agarrar un helicóptero para irse; se va a quedar hasta el último segundo de su administración y, viéndose perdido, va a tratar de hacer el mayor daño posible hasta último momento. No acata lo que, en una tendencia electoral, ya asomó en los comicios del 28 de junio y que se va a terminar de consolidar en 2011: que ya ha perdido el rumbo. Lamentablemente, no se irán en helicóptero".

"Descomposición política"

Daniel Blanco - Dirigente del Partido Obrero

"Asistimos a un rápido proceso de descomposición del conjunto del régimen político. El Gobierno ha declarado que piensa usar el veto, y la oposición parlamentaria no reúne los dos tercios para insistir con las leyes sancionadas. Entramos en una situación de desgobierno. El Gobierno intenta sobrevivir con una reforma política reaccionaria y proscriptiva y con una política de ataque social al pueblo. La oposición asociada al conflicto del campo, a su vez, está desgarrada por innumerables luchas internas; y aunque conspira, se muestra incapaz de tomar las riendas políticas".

Comentá la nota