En el CAM debaten si gozará de doble voto la vicepresidenta

Los consejeros discutieron aspectos relacionados con el funcionamiento del órgano. Suscita polémica si, en el momento de decidir, el legislador que ocupara provisoriamente la presidencia gozará de la atribución que la ley le acuerda a un vocal de la Corte.
Fueron cuatro horas de intenso debate. Pero anoche, a las 22, los integrantes del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) lograron unificar un único texto con los artículos que, en el reglamento interno, se referirán al funcionamiento del órgano. Este, mediante concursos, se encargará de seleccionar a los interesados en cubrir los cerca de 40 cargos vacantes en el Poder Judicial.

Los consejeros tomaron como base el anteproyecto que había presentado el presidente del CAM, Antonio Gandur. Discutieron cada uno de los artículos, pero con los agregados o modificaciones que, en cada caso, introdujeron los representantes de los magistrados y los de los abogados. En el primer caso, la voz cantante la llevaron Eudoro Albo y Mirtha Ibáñez de Córdoba, mientras que en el segundo, Antonio Bustamante (referente de los letrados de la capital).

El objetivo es que el miércoles, a las 17, sea aprobado el texto definitivo. Pero para eso deberán acordar cuatro cuestiones fundamentales respecto de las que no pudieron llegar a un consenso.

La primera traba se suscitó cuando llegó el momento de definir cuál es el quórum que se fijará para que el CAM pueda aprobar una decisión. Gandur propugnaba que, si bien la Ley 8.197 exige la presencia de cuatro miembros para sesionar, para adoptar una resolución debería contarse con el aval de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros del cuerpo; es decir, cuatro sobre seis. Bustamante definió tal tesitura, mientras que la legisladora Carolina Vargas Aignasse, si bien admitió que el sentido de ese número es positivo (obliga a un consenso entre todos los estamentos), instó a contemplar la posibilidad de que, en un concurso, sea recusado el representante de un estamento y el suplente no pueda estar presente.

Luego, a partir de una moción de Bustamante, hubo una larga discusión sobre si las sesiones deben ser dividas en ordinarias y extraordinarias, y cuál parámetro hay que considerar para concretar esa distinción.

Otro tema que generó un extenso intercambio de opiniones fue el relacionado con la vicepresidencia. Como este cargo, por ley, debe recaer en uno de los tres legisladores con los que cuenta el CAM, los abogados defendieron la tesis de que, ante la ausencia del presidente y del suplente de este (Claudia Sbdar, vocal de la Corte), el vicepresidente (ahora es Vargas Aignasse) puede presidir la reunión, pero no debe gozar del doble voto (en caso de empate), que la Ley 8.197 concede al presidente (tiene que ser un vocal de la Corte). Bustamante alertó que el desequilibrio (a favor del estamento político) sería aún mayor. "Si ejerce la presidencia, aun provisoriamente, debe contar con todas las atribuciones de ese cargo", replicó Vargas Aignasse.

Comentá la nota