Debate sobre drogas auspiciado por OPS

El encuentro, que se hace desde 2003, se llevará a cabo entre el 6 y el 7 de agosto en el Congreso. Esta vez participarán funcionarios y especialistas de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Colombia y México.
Como ocurre desde hace seis años, la Asociación Civil Intercambios organiza su conferencia anual sobre políticas de drogas, aunque esta vez el encuentro trascenderá el plano nacional y, con el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se convertirá en la primera conferencia latinoamericana sobre el tema. Según comentó a Página/12 Pablo Cymerman, uno de los organizadores, la expansión era inevitable: "Antes los invitados esporádicamente eran extranjeros, pero la temática era siempre de interés local. Ahora hay mesas y debates con intereses regionales". En este sentido, el 6 y 7 de agosto, en el anexo del Congreso, podrá escucharse a especialistas y funcionarios de Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela, Colombia y México. Entre los locales, disertarán el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el juez de la Corte Suprema de la Nación Eugenio Zaffaroni.

El encuentro se realizará en un momento en que un inminente fallo de la Corte plantearía la despenalización de la tenencia de drogas para consumo personal, postura compartida por el gobierno nacional, que apura varios proyectos que apuntarían a reformar la norma vigente, profundizar y mejorar la oferta sanitaria y facilitar las investigaciones sobre el lavado de dinero. Los organizadores del encuentro coinciden con estos puntos.

El evento busca impulsar políticas no punitivas, el tratamiento integral de los adictos y mantener actualizado el mapa sobre el consumo. La propia carta de presentación señala: "Las políticas de control de las drogas expresan tensiones, contradicciones y conflictos acerca de la manera de regular su producción y consumo. En el contexto latinoamericano, de enorme desigualdad social, disparidad en los ingresos y pobreza, estos debates no pueden eludir las consecuencias que las políticas de control han producido en la región: aislamiento social, encarcelamiento desproporcionado de usuarios de drogas y correos o ‘mulas’, violencia social, daño ambiental y violación de derechos humanos básicos".

Entre los auspiciantes están la OPS, las embajadas de Gran Bretaña y Holanda y la llamada "Iniciativa Latinoamericana sobre Drogas y Democracia", que reúne a intelectuales y ex presidentes de países del continente. Los organizadores ya confirmaron la presencia de Néstor Arbito Chica, ministro de Justicia y Derechos Humanos de Ecuador, donde el gobierno de Rafael Correa indultó a 1500 personas condenadas a prisión por el traslado de pequeñas cantidades de estupefacientes, hecho conocido como "el indulto a las mulas".

Otra figura de peso será el representante de los cocaleros bolivianos, Dionisio Núñez Tangara, quien explicará la estrategia de su país para que se elimine la hoja de coca de la lista de sustancias prohibidas de la Convención Unica de Estupefacientes de Naciones Unidas. Cabe recordar que durante la última reunión de la ONU, el presidente Evo Morales mascó coca delante del público, como para afirmar el slogan de su gobierno: "La hoja de coca no es cocaína".

Para hablar sobre el panorama internacional estará Martin Jelsma, de Holanda, quien coordina el Proyecto Drogas y Democracia del Transnational Institute. En este panel se debatirán las reformas mundiales sobre las políticas de drogas y el papel de América latina en el mercado global del tráfico ilícito de drogas. En el programa de la conferencia figuran dos preguntas que seguramente traerán revuelo en torno de las complejas relaciones de los países de la región con los Estados Unidos. ¿Qué efectos han tenido programas como el Plan Colombia y la Iniciativa Mérida? ¿Cómo se combinan las presiones externas y las políticas de seguridad en la región?

También habrá, como siempre, una mesa redonda sobre las reformas a las leyes prohibicionistas en Argentina y América latina. Allí estará la senadora uruguaya Margarita Percovich, el diputado federal de Brasil Paulo Teixeira y la fiscal Mónica Cuñarro, coordinadora del Comité Científico Asesor en Materia de Control del Tráfico Ilícito de Estupefacientes.

Comentá la nota