Debate por las reservas con que hoy cuenta el Banco Central

El Gobierno quiere apropiarse de las denominadas de "libre disponibilidad".
Hay un fuerte debate sobre si existen o no las llamadas reservas de "libre disponibilidad"que el Gobierno pretende tomar para sí a partir del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que constituye el Fondo Bicentenario para pagar deudas de 2010. Y si efectivamente existen, cuál sería la magnitud de esas reservas "excedentes".

Para el Gobierno esas reservas "excedentes" existen porque los casi US$ 48.000 millones que tiene el Banco Central alcanzan y sobran para respaldar la circulación monetaria y las cuentas corrientes en pesos (Base Monetaria).

Según los números del Banco Central al 31 de diciembre de 2009, difundidos ayer, las reservas suman US$ 47.967 millones y la Base Monetaria equivale a unos US$ 32.200 millones. Así habría reservas excedentes por unos US$ 15.800 millones. Y como el Fondo Bicentenario se constituiría con US$ 6.965 millones, el Gobierno estaría utilizando menos de la mitad de las reservas de libre disponibilidad.

Así, luego de pagar estos casi US$ 7.000 millones, de acuerdo al razonamiento oficial, quedarían reservas por un poco más de US$ 41.000 millones, más que suficientes para hacer frente a la Base Monetaria y por lo tanto a una potencial demanda de divisas en caso de una recaída en la crisis o una "corrida cambiaria".

Una buena parte de los economistas opina que las reservas no solo deben respaldar la Base Monetaria sino también las Letras (Lebac y Nobac) que emite el Banco Central en pesos para regular la emisión monetaria, en especial las que tienen vencimiento de corto plazo.

El argumento es que esas Letras tienen una alta liquidez que rápidamente presionarían sobre el mercado de cambio, en caso de incertidumbres o shocks externos.

Según el último informe de la Consultora Ledesma y Asociados, "las Letras y Notas emitidas por el Banco Central con vencimiento en un plazo inferior de un año ascendía a 31.300 millones de pesos", el equivalente a un poco más de US$ 8.000 millones. Así, las supuestas reservas "excedentes" se reducen significativamente.

Pero el Informe hace otro agregado: que las reservas no serían de casi US$ 48.000 millones porque se toman como tales "los encajes legales en moneda extranjera que los bancos deben depositar en el Banco Central como contrapartida de los depósitos que reciben en divisas extranjeras" y que suman unos US$ 7.700 millones.

Con estos cálculos las reservas internacionales reales serían de US$ 40.300 millones, casi lo mismo que la Base Monetaria más las Lebac y Nobac a menos de un año. Para esta parte de la biblioteca, con estas cifras, no existirían las reservas de "libre disponibilidad".

Lo más ortodoxos dicen que las reservas deben respaldar todas las Letras y Títulos del BCRA y que suman unos US$ 14.000 millones. Con este criterio, directamente no solo no habría reservas excedentes sino un agujero de más de US$ 6.500 millones.

El debate seguirá abierto más allá de cómo termine el "culebrón", porque en definitiva las reservas son el colchón para enfrentar corridas o fuga de divisas.

Comentá la nota