El debate por la noche también se instala en Pilar

El senador Molina analiza lo cambios que diputados busca imponer al proyecto para poner tope al horario de los boliches. Avanza en el Concejo el proyecto de "ley seca".
El debate que se está dando en la Legislatura bonaerense en torno a los límites del negocio de la diversión nocturna para jóvenes y adolescentes también se refleja en el distrito.

El senador bonaerense José Molina salió a defender ayer el proyecto regulatorio que aprobó la Cámara Alta y al que ahora los diputados podrían cambiar en sus puntos principales.

"Si los diputados introducen las reformas al proyecto deberá volver al Senado y se verá si se puede insistir en el texto original", señaló Molina. De todos modos, el legislador se mostró cauto sobre todo porque recordó que para dejar el proyecto tal y como había salido de la cámara requerirá los dos tercios de los votos.

Entre los cambios que evalúan los diputados está estirar el cierre de los locales bailables hasta las 6.30 en lugar de las 5.30 como propuso el gobierno de Daniel Scioli.

Además estudia la posibilidad de permitir la venta de bebidas energizantes que están autorizados por el ANMAT en los locales bailables, medida que estaba prohibida en el proyecto que fue aprobado en el Senado.

"Esa fue una reforma que se introdujo en el Senado para evitar que esas bebidas se mezclen con el alcohol y generan daños", sostuvo Molina.

Y reconoció que incluso fue tema de debate con sus propios hijos adolescentes: "Me dicen que hay gente que toma energizantes sin mezclarlos con alcohol. Pero la mayoría los consume mezclados", sostuvo.

Fuentes legislativas explicaron que el próximo martes volverán a reunirse las comisiones de la Cámara de Diputados para definir las modificaciones y tratar el proyecto en la sesión prevista para esa misma semana.

La previa

Molina se mostró más flexible respecto a la limitación del horario de entrada a los locales, fijado a la 1 de la mañana por el proyecto original y que podría estirarse a las dos o incluso desaparecer si prospera el cambio en diputados.

"La previa es responsabilidad de los padres, no del Estado. Si mi hijo entra a las tres de la mañana al boliche y yo no sé dónde está es mi responsabilidad. Sobre todo, lo es del adulto que recibe a los chicos en su casa para la previa: él es responsable de que no tome alcohol", sostuvo Molina.

Para la concejal Marcela Campagnoli, en tanto, la limitación del horario de entrada es tanto o más importante que el de la salida de los locales.

"Lo del horario de ingreso me parecía interesante. Se ve que muchos jóvenes recién salen de la casa a las 3 de la mañana para ir a bailar y se da que de esa manera se consume mucho más alcohol porque es más barato que en el boliche", analizó.

De todos modos, coincidió en el que la limitación del horario "como medida aislada no sirve" sino que debe ir acompañada por otras medidas, entre las que mencionó la de asegurar la disponibilidad de transporte público a la salida de los boliches.

"Si no, vamos a estar poniendo en peligro a los jóvenes y a la sociedad en general, porque va a haber un montón de chicos pululando por la calle", analizó.

Campagnoli es autora de un proyecto de ordenanza que, entre otras cosas, pretende prohibir el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y la sanción a los padres de los infractores menores de edad.

La iniciativa está ahora en estudio en la comisión de Legislación del deliberativo, donde Campagnoli espera que obtenga dictamen la semana que viene, luego que se unifique con tras dos iniciativas similares presentadas ante el Concejo.

Quiere el proyecto sin cambios

La Provincia promete insistir

El gobierno bonaerense insistirá en que se establezca como tope de cierre para los boliches bailables el de las 5.30 horas para que haya un mayor control en el consumo de bebidas alcohólicas, informó ayer el ministro de Desarrollo Social, Baldomero Álvarez de Olivera.

"La idea del gobierno de Daniel Scioli es mantener el horario de cierre a las 5.30 y que desde una hora antes quede prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en esos locales", aseguró el funcionario.

Álvarez formuló declaraciones ayer luego de conocerse algunas modificaciones que podría introducir la Cámara de Diputados al proyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo y que ya fue aprobado en el Senado. "Lo que el gobierno busca con estos proyectos es una política más sana para cuidar la salud de nuestros jóvenes", dijo a Télam el ministro.

Comentá la nota