Debate en Mediterránea calentó la campaña

La novedad fue la primera aparición de Accastello • Críticas a Juez por enviar en su lugar a Morandini • Alta convocatoria en un almuerzo de la Fundación.
Con la presencia de Eduardo Accastello del Frente para la Victoria, quien participa de un virtual debate por primera vez, y la ausencia del candidato del Frente Cívico, Luis Juez, ayer en el almuerzo mensual de la Fundación Mediterránea expusieron sus propuestas los candidatos a senadores de las principales fuerzas políticas de la provincia.

Estuvieron presentes además del intendente de Villa María, Eduardo Mondino de Unión por Córdoba (UPC), Ramón Mestre de la Unión Cívica Radical (UCR), César Albrisi del Frente Es Posible, apadrinado por los hermanos Rodríguez Saá, y Norma Morandini quien concurrió en reemplazo de Juez por el Frente Cívico.

Mondino fue quizá quien más duramente reaccionó cuando expresó que "Juez no asiste a un debate porque no tiene nada que proponer y nunca lo tuvo", al tiempo que el radical Mestre expresó que le hubiese gustado escuchar lo que tenía para decir el candidato del Frente Cívico.

Ante un auditorio colmado, se sorteó el orden en que debían hablar los candidatos arrancando Mestre, seguido por Albrisi, Accastello, Morandini y Mondino, quienes disertaron sobre un temario prefijado durante quince minutos, tras lo cual respondieron a una pregunta del público cada uno.

Albrisi estuvo en el panel, conducido por el periodista Miguel Clariá, en reemplazo del senador Adolfo Rodríguez Saá, quien había sido invitado y a último momento justificó su imposibilidad de asistir al tradicional almuerzo de la Fundación.

El "aplausómetro" a que se vieron sometidos los disertantes tras sus exposiciones no acusó marcadas diferencias a favor de ninguno, aunque se puede rescatar la intervención de Accastello, quien se vio enfrentado en su primera aparición pública a un auditorio que no puede tildarse precisamente como "kirchnerista".

Sólo el villamariense y Mondino, por lo acotado del tiempo, pudieron redondear sus propuestas económicas con un concepto político, y ambos apelaron a la idea de unidad entre Provincia y Nación para trabajar juntos por el futuro del país.

Accastello citó una frase del ex presidente chileno Patricio Aylwin, quien dijo que "hay que trabajar juntos, más allá de las diferencias, primero en propósitos comunes, después en consensos y finalmente en políticas de Estado".

Mondino, en otro estilo, llamó a cesar en la búsqueda de las divisiones "amigo-enemigo" porque con está fórmula "no hay futuro" y pidió avanzar en las búsquedas de los consensos necesarios para el desarrollo.

Entre las definiciones más importantes que dejó el radical Mestre, se encuentra el hecho de que al hablar de una nueva ley de coparticipación responsabilizó también "a los gobiernos provinciales que cedieron ante las demandas de la Nación".

Albrisi prefirió definir como de "concentración extrema" por parte del gobierno central, que legó las "responsabilidades de brindar los servicios a las provincias", pero el poder recaudatorio, y los fondos para brindarlos, los siguen manejando desde la Nación.

Finalmente, el de Morandini fue el discurso más atípico, ya que no se centró sobre las premisas de los anteriores, sino que se trató de una exposición de alguien que se calificó como alguien que carece de "cultura partidaria y electoral" y definió la etimología de la palabra candidato como proveniente de "cándido", lo que motivó al finalizar las exposiciones una pregunta risueña.

"Hoy lo que se discute es una concepción política autoritaria", dijo al referirse al núcleo de la propuesta del Frente Cívico.

Previo a las exposiciones, desde la Fundación Mediterránea dos disertaciones técnicas marcaron la opinión de la institución respecto a tres temas, el agropecuario, la coparticipación y las retenciones, que sirvieron para "marcar la cancha" a las disertaciones.

Comentá la nota