El debate por la libertad sindical: ¿gremios abiertos o "unicato"?

Los conflictos en el subte y en Kraft enfrentan a delegados de izquierda con la estructura del sindicalismo peronista. Y amplifican el histórico reclamo de la CTA en favor de la personería.
"Kraft y el subte,casos aislados", Juan Carlos schmidt CGT

¿Ustedes tenían previsto hacer el frustrado acto del 20 de noviembre para defender el modelo sindical, como había señalado el adjunto de la CGT, Juan Belén?

Nosotros cuando hablamos de defender la institucionalidad no dejamos afuera la idea de defender nuestro modelo sindical. Y el objetivo del acto era para defender al Gobierno y a las instituciones en su conjunto. Pero esto no es una defensa cerrada del modelo sindical, porque eso es hacernos discutir sobre una falsa polémica. El motivo central del acto era otro.

¿Qué apreciación tiene sobre la emergencia de comisiones internas y agrupaciones que piden su representación gremial por no estar contenidas con los gremios de la CGT?

No es una cuestión novedosa en la historia sindical. Hubo otra etapa de los gremios que atravesaron circunstancias parecidas. Yo considero que esto requiere más de una evaluación y en cada caso y situación puntual. No creo como se menciona que los casos como el del subte sea una discusión generalizada al interior de las 1800 sindicatos que tienen personería gremial. Seríamos exagerados si pensáramos eso.

¿Es decir que subtes o Kraft son hechos aislados?

Son casos puntuales.

¿Les preocupa concretamente la posibilidad de que el Gobierno modifique el modelo sindical, cuyo fundamento podría ser el fallo de la Corte Suprema en noviembre de 2008?

Todo lo que tenga que ver con el debilitamiento de los sindicatos nos preocupa. Pero lo que estamos viendo son casos puntuales que se tendrán que dirimir. Desde la CGT no vemos algo general que nos alarme.

¿Cómo evalúa el rol y el crecimiento de la CTA?

La CTA no tiene mucho más de lo que apareció en los medios. Y ya tienen un reconocimiento para entrar al Consejo del Salario en la cual antes estaba solo la CGT, y obtuvieron un reconocimiento en la OIT en el plano internacional. Por eso creo que se carga injustamente contra los avances que obtuvieron, en el cual la propia CGT contribuyó al igual que el ministerio de Trabajo.

Hugo Moyano dijo está semana que tenía buena relación con Hugo Yasky, su par de la CTA...

No hay nada de que sorprenderse. Le repito que la propia CGT fue la que contribuyó para que la CTA gane lugar en el espacio de la discusión como en el Consejo del Salario. Que nosotros defendamos la institucionalidad, no significa enfrentarnos con nadie.

"Se vive una situación anacrónica", FABIO BASTEIRO CTA

¿Qué evaluación hace del debate en torno al modelo sindical que se dio esta semana?

Tanto el gobierno, la CGT y los grupos económicos están muy preocupados y nerviosos porque no se puede seguir obturando la necesidad y el derecho de los trabajadores a decidir por sí mismo cómo organizarse. Esta situación anacrónica que vive Argentina que fue condenada por la OIT y ratificado por la Corte Suprema los pone tensos y ahí comienzan a cometerse hechos que van de los errores a los horrores como la violencia, el macartismo y el autoritarismo. Creo que es un momento para que reflexionen y asuman que los trabajadores tenemos el derecho de cómo organizarnos y dónde. Y recomiendo a los dirigentes de la CGT que vean que los trabajadores con este modelo sindical son más explotados, más despedidos y más precarizados.

¿Los procesos que se dieron estos meses como Kraft y subtes son puntuales?

Hay más de 4500 organizaciones inscriptas en busca de personería jurídica y gremial, Esto no refiere a hechos aislado, esta es una decisión autónoma de cada agrupación. El tema del conflicto que se vive es un emergente cuando las estructuras de los sindicatos terminan siendo la polea de transmisión de políticas empresariales o son voceros de los propios gobiernos. Entonces los trabajadores buscan otro camino y otra forma de construcción.

¿Cómo evalúa el rol del Gobierno en este debate, teniendo en cuenta que un sector de la CTA es afín al kirchnerismo?

Creo que el Gobierno tiene que asumir que es momento de que haya una respuesta y no puede seguir vacilando. No puede tener más un discurso para el exterior de libertad sindical y en el propio país seguir ratificando criterios verticales. Hay que sincerar la discusión y actuar en consecuencia. Y Cristina Kirchner debe asumir que no hay que dar gestos, sino concretamente respuestas.

¿Al interior de la CTA están atravesando una dura interna con relación a la posición a seguir con el Gobierno?

La CTA tiene a su interior diferentes visiones como es natural y saludable. Tenemos todos el mismo concepto de libertad sindical desde que nacimos en 1991. La CTA se legitima por voto directo de afiliados y tiene en las 24 provincias organizaciones inscriptas. Pero se puede permitir el debate honesto, directo y horizontal. Eso lo debe aprender la CGT.

"No es tema de zurda o de derecha", ALBERTO PIANELLI, DELEGADO DEL SUBTE

¿Cómo evalúa el debate que se dio está semana entre la CGT y la CTA?

Me parece que el debate está un poco cruzado. Una cosa es lo que dice Belén, en lo cual evidentemente no coincidimos. Acá no es un problema de zurda o derecha, sino que el problema es de representación del trabajador, lo que me parece que se clarificó ayer con las declaraciones de Moyano sobre la CTA. Él asume que la CTA tiene derecho a pedir su reconocimiento. Creo que lo que está en juego, y el debate de fondo es si los sindicatos representan o no a sus trabajadores. Pero no es una pelea CGT contra CTA.

¿Considera que el caso de subtes y Kraft se enmarca en un proceso más amplio?

Creo que cuando una organización sindical no se preocupa por los intereses de los trabajadores, para que ellos puedan expresar sus necesidades se termina en situaciones como las nuestras. Y esto se puede ampliar.

¿Cómo impacta esto en el Gobierno?

El Gobierno esto lo conoce desde su inicio. Nosotros a los tres meses de asumir Kirchner estuvimos negociando en Trabajo enfrentados con la UTA. Los primeros años de ese gobierno estuvo plagado de comisiones internas que iban a negociar.

Pero en noviembre del año pasado hubo un fallo de la Corte Suprema sobre libertad sindical...

Para mi el fallo de la Corte es importante, pero es sólo un fallo y se enmarca en el hecho de que uno puede ser delegado sin estar afiliado al sindicato con personería. Pero cuando hay un conflicto con una nueva legislación nueva no se resuelve todo, aunque da más fundamentos para pelear.

Comentá la nota