El debate por la inseguridad se llenó de chicanas y terminó en papelón

La comisión de Seguridad del Senado santafesino desembarcó ayer en la sede local de Gobernación con el fin de escuchar a las asociaciones de víctimas de la delincuencia. Pero el clima de efervescencia preelectoral transformó el encuentro en un ringside de chicanas políticas, pase de facturas y acusaciones entre el socialismo y el justicialismo de "politizar" un tema sensible como la inseguridad. Un papelón.
En el medio, los vecinos se enfurecieron, manifestaron "sentir vergüenza" y decidieron dar por terminada la reunión tildando a senadores, diputados y funcionarios de incurrir en "payasadas que dan el mal ejemplo". Esta discusión también explotó casi al unísono en el Concejo Municipal (ver página 4).

En medio de la calma del mediodía, en la sede gubernamental estaba todo dispuesto para que una oficina de la planta baja de Santa Fe al 1900 fuera el espacio para que los senadores provinciales escuchasen propuestas, reclamos y críticas de entidades como Víctimas de la Inseguridad, Ciudadanos en Alerta, vecinales, autoconvocados y la Asociación Empresaria.

Admisión. El papelón comenzó cuando el senador justicialista Alberto Crosetti le reprochó al socialista Juan Carlos Zabalza haber politizado el contenido de la reunión. "Se desnaturaliza el objetivo, no politizamos el tema. Vinimos a escuchar a los vecinos y no haremos eso si hay senadores que no integran la comisión", se despachó Crosetti.

"No me retiro nada, me parece una falta de respeto, además de senador soy ciudadano de Rosario y vengo a escuchar la problemática de la inseguridad, que es los suficientemente dramática como para que nos vayamos", respondió Zabalza.

Pedido de respeto. En el medio de la discusión, una vecina terció y vociferó: "Desde enero a la fecha hubo 87 asesinatos en la provincia, no puede ser que vengan a pelearse porque tienen ideologías políticas diferentes. Un poco de respeto a nuestros familiares asesinados por la delincuencia".

La mecha de la polémica ya se había encendido. Las voces se empezaron a superponer, pero finalmente se impusieron los representantes de las organizaciones. "Quienes no fueron invitados, que se retiren", lanzó otro vecino. El caos se apoderó del recinto hasta que se hizo insostenible hilar un argumento.

El referente de la Asociación Empresaria, Salvador Lupo, admitió sentir "vergüenza" por la pelea de los senadores. "No se puede permitir que los políticos hagan esta payasada", indicó y abandonó la reunión.

Campanas. Con el recinto semivacío, los senadores se quedaron en torno a la mesa. "Vienen (por Zabalza y otros legisladores socialistas) a una reunión de una comisión que no integran. El socialismo la politiza y se entromenten estos personajes que hacen que se aborte el encuentro. La gente quiere expresarse para que después llevemos sus inquietudes a la Legislatura", subrayó Crosetti.

A su lado, el senador justicialista Ricardo Spinozzi calificó la actitud de Zabalza de "despreciable. Vinieron con la intención de evitar el debate sobre la inseguridad en Rosario, que se les escapa como agua entre los dedos", dijo y señaló: "Acá hay diputados como Alicia Gutiérrez, Raúl Lamberto, Joaquín Blanco y funcionarios municipales. Lo prepararon para que la comisión no funcione".

Maniobra. Zabalza recogió el guante y disparó: "Se planteó una incompatibilidad, porque había funcionarios del Ejecutivo local y provincial que habían sido invitados y nos dijeron que era una reunión cerrada. Es un disparate lo que pasó. Es una maniobra política del justicialismo encabezada por el senador Crosetti".

A esa altura, los vecinos se les fueron al humo a los legisladores. Luego de pases de factura y explicaciones para tranquilizar el auditorio, se pudo escuchar a los referentes de los barrios, las asociaciones y los ciudadanos.

Fue una tarde de alto voltaje político y poca conclusión para consensuar soluciones. Tras el encuentro, los legisladores que integran la comisión de Seguridad del Senado se comprometieron a seguir de cerca esta problemática en el sur provincial. Y anunciaron que habrá nuevas reuniones para canalizar inquietudes del área metropolitana.

Comentá la nota