Debate: Con críticas a las obras y al endeudamiento, Diputados aprobó el Presupuesto 2010

El cálculo de recursos y gastos será de 3.700 millones de pesos como lo anticipó LA UNION. Se autorizó a tomar créditos por 200 millones, pero serán exclusivamente para obras. El presupuesto del Poder Legislativo quedó finalmente en 100 millones de pesos. Intensa y extensa jornada que culminó con la aprobación del proyecto del Ejecutivo.
La Cámara de Diputados aprobó ayer el Presupuesto provincial 2010 y del Poder Legislativo.

Tal como lo aunció LA UNION, el cálculo de rercursos y gastos del Estado provincial asciende a la suma de 3.700 millones de pesos. Mientras que la Legislatura tendrá un presupuesto de casi 100 millones divididos en 48 millones para el Senado y 51 millones para la propia Cámara baja.

Pero para llegar a estos números, hubo en la previa a la sesión extraordinaria que comenzó pasadas las 15.00, arduas negociaciones entre todos los bloques que corrían contrarreloj a los tiempos marcados desde el Ejecutivo provincial que deben comenzar antes del 15 de este mes -fecha en la que operan la búsqueda de crédito para el cumplimiento de algunas de las obras previstas-.

Justamente, el tema del endeudamiento fue el blanco de las mayores críticas, pero no por el hecho de conseguir el dinero necesario para cubrir el resultado financiero negativo previsto de 200 millones (el PAF aportará los 181 millones restantes para lograr el financiamiento total del ejercicio), sino por la prioridad en la selección de obras a realizar exclusivamente con esos recursos.

Quienes más hincapié hicieron en esa cuestión fueron el diputado Renato Gigantino (Ateneo del Parque), que se quejó del "apuro" oficial y porque dejó afuera del plan de obras -anexo que recién llegó a Diputados el jueves-, obras hídricas emblemáticas como el dique de Toro Yaco o el acueducto Las Pirquitas-Capital, supeditando su realización a la obtención de esos préstamos, en lugar de ser realizados con los recursos ya existentes y provenientes esencialmente de la minería.

Pero quien fue más a fondo fue la diputada peronista Silvia Moreta, quien describió cada una de las obras programadas y desnudó el perfil gubernamental en la materia: "Las prioridades en materia de obra pública ya no tienen fundamento ni soportan análisis alguno. Hoy autorizamos a endeudarnos para la construcción, entre otras de la Casa de la Cultura por 8 millones, 10 millones para arreglar comisarías, gastaremos 8 millones para un complejo cultural de museos y 2 millones de pesos más para el Parque de los Niños, que ya fue inaugurado. No digo que sean obras malas, sino que indudablemente las prioridades del Gobierno deben ser otras. Hace un par de meses, el subsecretario de Servicios Públicos informaba que necesitaba una ley de emergencia energética por sólo $ 4.700.000 para terminar con 3 obras que mejorarían el servicio energético. Ofrecimos aprobarla, pero nunca llegó el proyecto, y sin embargo ahora sí hay prioridadad para estas otras obras que acabo de mencionar", disparó la legisladora, que remató que amén de los 18 millones para inversiones "que no compartimos, este crédito solicitado lo aceptamos porque prevé obras energéticas, hídricas y de salud que nos interesa mucho y la venimos reclamando. Allí tiene señor Gobernador, nuevamente la herramienta que nos pide, veremos qué otra excusa pone en 2010. Hoy le entregamos las herramientas para que trabaje, pero no aceptaremos excusas cuando no se vean los resultados. Tiene todo lo necesario: presupuesto, incremento de coparticipación y tributos provinciales, mayores regalías y utilidades de YMAD, todo lo que necesita para arreglar la situación de la provincia. No quisiera que el año próximo un ministro se siente en este recinto y diga que no tiene presupuesto para cumplir sus funciones. Los recursos están y los créditos aprobados, les queda utilizarlos bien".

Comentá la nota