Un debate sin candidatos del "Japonés".

En la sede de la Cámara Empresaria de Vicente López y con buen marco de público.
Defendieron su posición en la mesa de debate Gustavo De Benedetti por el Acuerdo Cívico y Social, Nicolás Tereschuk por Nuevo Encuentro, Germán Maldonado por Unión Pro y Guido Lorenzino por el Frente Justicialista para la Victoria.

Faltó el candidato por el oficialismo aduciendo problemas de agenda.

Cada panelista contaba con dos minutos para explicar su posición ante cada tema, y prácticamente no hubo grandes polémicas frente a las preguntas relacionadas con los temas municipales; antes de cada elección todos los partidos están a favor de la transparencia, del presupuesto participativo, en contra de las recurrentes excepciones del oficialismo, a favor de que haya más espacios verdes y de recreación, que más patrulleros recorran las calles.

En fin, todos quieren un Vicente López libre justo y soberano.

Salvo Nuevo Encuentro, que hace su debut electoral provincial, las otras fuerzas trataron de minimizar al máximo su pasado en que caminaron de laa mano con el "Japonés".

En relación a la temática comunal, lo mejor del debate fue a la salida, cuando el diputado nacional Horacio Alcuaz, (Gen en el ACyS) en charla con periodistas manifestó que hasta que no se desdoblen las elecciones nacionales y las municipales no habrá verdadera autonomía municipal y las listas distritales estarán desvalorizadas y armadas en función de intereses extra municipales.

Las principales diferencia se dieron en relación a la política nacional y provincial, con muy poco aporte de análisis por parte de los candidatos, para Guido Lorenzino falta mucho para hacer pero se hizo mucho, para Gustavo De Benedetti hay más miseria que en el 2001. Posiciones extremas porque ningún gobierno del mundo hace todo bien o todo mal.

El único punto rojo, fue la imposibilidad del representante de De Narváez de demostrar que efectivamente es vecino de Vicente López, aunque no lo amilanó el traspié y terminó el debate mostrando una remera de su agrupación.

De los cuatro candidatos dos tienen larga experiencia, De Benedetti fue concejal y tiene una larga carrera militante dentro del fluctuante espacio del Radicalismo. Guido Lorenzino es diputado provincial. Los otros dos son novatos, Maldonado, como ya se dijo, zafó con habilidad y aplomo, Tereschuk fue tomando confianza y terminó dejando en claro que Nuevo Encuentro apoyará lo que el oficialismo haga bien, y se opondrá a lo que les parezca mal marcando una especie de tercera posición entre los partidos representados, que van del oficialismo obsecuente a la oposición brutal.

Dado que la falta de tiempo impidió a los candidatos responder preguntas del público, se quedó en realizar un nuevo debate en el curso de esta semana., a donde con un poco de suerte se podrá escuchar la voz del oficialismo, si es que no están muy ocupados.

Párrafo aparte para la candidata a concejal por la agrupación que responde al gobernador de San Luis, que no da las 12 antes de hora; Iris Digiano, desbocada, trataba de interpelar a los gritos por igual a políticos y a periodistas por no hacer lo que quiere ella, prácticamente todos le respondieron que no vale la pena hablar con alguien que en una elección, hace menos de dos años, va en una boleta con trotskystas, y en esta va con una variante muy a la derecha del espectro. La alborotadora Digiano no participó del debate, pero vale aclarar que no es que la dejaron afuera los organizadores.

Como balance final, un ejercicio democrático bien organizado y moderado, en un marco civilizado y de respeto, pero que seguramente nadie cambió su voto al final de las polémicas.

Comentá la nota