El debate por el abuso del gas llega al Congreso

El debate por el abuso del gas llega al Congreso
El debate sobre el cuestionado cargo que encareció el gas hasta un 340% y muestra hoy a familias de Salta, Jujuy y Tucumán injustamente discriminadas frente al resto del país, se instalará hoy en el Congreso de la Nación, donde esperan tratamiento proyectos que promueven la derogación del gravamen que creó el Gobierno nacional a través del decreto 2067 para costear las onerosas importaciones de gas desde Bolivia y Venezuela.
El encuentro, propiciado por el Interbloque Federal, se desarrollará desde las 12 en el Salón Arturo Illia, con la presencia de ocho ex secretarios de Energía de la Nación que expondrán, junto a expertos del sector, el crítico cuadro que arrastra la matriz energética argentina y el insostenible escenario que abrió el Ministerio de Planificación al establecer en provincias de las regiones pampeana, cuyana y patagónica límites de consumos no penalizados con el decreto 2067 que son entre dos y diez veces mayores que los que rigen para el NOA. Esta región, recordemos, cuenta con una de las principales cuencas gasíferas del país y más del 98% de la producción del bloque hidrocarburífero se concentra en el norte de Salta, provincia que es la segunda productora argentina de gas y participa con tan sólo un 2% en el consumo nacional del recurso energético, que hoy se presta a uno de los golpes más bajos proferidos a la provincia y a la región NOA desde los inicios de la Nación. El cuadro que acompaña a esta nota y muestra los umbrales de consumo a partir de los cuales se impone el cargo del decreto 2067 en diferentes provincias, es testimonio incontrastable de la descarnada discriminación que sufren miles de usuarios afectados en el norte argentino, especialmente aquellas familias que viven en poblaciones andinas como San Antonio de los Cobres (Salta) y Purmamarca (Jujuy), bajo inclementes heladas que se extienden a lo largo del año.

En este contexto, legisladores nacionales esperan que las intervenciones e informes que se expondrán hoy en el Congreso ayuden al debate institucional que urge en torno de la crisis energética y el cargo tarifario que hace que hoy innumerables familias en Salta y en provincias vecinas opten por tiritar de frío en sus hogares para no encontrarse con una boleta de Gasnor por $600, $800 ó $1.000 por consumos de gas que se consideran imprescindibles para calefacción, higiene personal y cocción de alimentos. En la antesala de las elecciones legislativas, y bajo un creciente clima de malestar social, el Gobierno amplió los umbrales de consumo para la aplicación del decreto 2067, pero el beneficio se dispuso sólo para los meses más fríos y en algunas regiones, de modo que la brecha de la discriminación sufrida por provincias del NOA se advierte hoy con mucha más nitidez que hace una par de semanas.

Comentá la nota