DD.HH: Para el juez Falcone, "los procesos judiciales están empantanados"

El juez Roberto Atilio Falcone, integrante del Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, dijo que, a 33 años del golpe del 24 de marzo de 1976, "seguimos empantanados" en los procesos judiciales por violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la última dictadura.
"La reflexión es que estamos empantanados sin que los juicios avancen lo suficiente", dijo Falcone.

El magistrado, que integra el tribunal que lleva adelante en Mar del Plata los Juicios por la Verdad, aseveró que los procesos contra represores y victimarios están "empantanados" por "responsabilidades compartidas por los tres poderes".

Acerca del Poder Judicial, Falcone afirmó que "no obstante que la Corte Suprema de la Nación despejó el camino, dejó abierta la posibilidad de que los procesos avancen, esto no ocurre por recursos inoficiosos, meramente dilatorios".

"Esta situación viola el derecho de las víctimas a la obtención de un fallo justo, ante casos de graves violaciones de los derechos humanos", agregó Falcone.

En cuanto a la responsabilidad del Poder Legislativo, el magistrado dijo que "es fundamentalmente por cuestiones técnicas, por el hecho de haber realizado reformas al Código de Procedimientos Penal de la Nación sin haber consultado los intereses de las víctimas".

Acerca de esas reformas, recalcó que "si uno lee la exposición de motivos son bien intencionadas, pero las ves funcionando y no satisfacen los objetivos con que fueron sancionadas".

Dio como ejemplo que "la celebración de la audiencia oral que debía producirse dentro de los cinco a treinta días de recibido el expediente; la audiencia debía ser grabada y todos los interesados podían expresar su opinión y los jueces hacer preguntas".

"Esto no está funcionando por falta de infraestructura o falta de voluntad de los tribunales de apelación y también por los errores en los que ha incurrido el Poder Legislativo, como por ejemplo, que en algunos supuestos se obliga a las partes a que comparezcan, y si no lo hacen se les da por desistido el recurso", señaló.

Por otra parte, para Falcone "el Poder Ejecutivo tiene que hacer rápidamente los concursos para cubrir cargos de los tribunales federales y de la Cámara de Casación".

"Además, no es posible que en el año 2009 permanezcan en la justicia jueces de la dictadura, porque hoy tenemos un Poder Judicial fraccionado, con jueces nuevos pero también con algún lastre de la dictadura", agregó.

Falcone, que en marzo de 1976 era estudiante de la Facultad de Derecho de Mar del Plata, dijo que su padre "que era un simple taxista, me advirtió que (a partir del 24 de marzo) esto iba a ser terrible".

"Creo que él se dio cuenta porque conocía la calle y ya veía lo que estaba pasando desde el año ’75", reflexionó.

Recordó que estudió Abogacía en una época en la que en la Facultad se enseñaba Derecho Político o Derecho Internacional "como si esto fuera una democracia perfecta", cuando la realidad era totalmente distinta.

Comentá la nota