La Davis se jugaría en Tecnópolis: el único confirmado es el correntino Leo Mayer

La Davis se jugaría en Tecnópolis: el único confirmado es el correntino Leo Mayer

La Asociación Argentina de Tenis (AAT) confirmó este martes que el equipo capitaneado por Daniel Orsanic volverá a ser local sobre polvo de ladrillo y en el predio de Tecnópolis, en el conurbano bonaerense, cuando reciba a Serbia por el duelo de cuartos de final del Grupo Mundial de Copa Davis. La serie, que se celebrará entre el 17 y 19 de julio, se disputará en polvo de ladrillo al igual que ante Brasil, pero lo que cambiará será que se jugará bajo techo, algo inédito en la historia del país en esa superficie.

El capitán Orsanic reveló que piensa "una cancha pesada tal como ocurriera contra Brasil porque son las mejores condiciones para nuestro equipo, donde pueden rendir más nuestros tenistas". "Elegimos jugar bajo techo en este caso por la época del año y creemos que de esta forma el público tendrá la posibilidad de disfrutar de un espectáculo garantizado, con excelentes condiciones", explicó.

Luego de vencer 3 a 2 al vecino país en una heroica remontada en los últimos dos singles, Argentina enfrentará por segunda vez en su historia al equipo balcánico, que tiene como su principal figura a Novak Djokovic, número uno del ranking de la ATP.

Igualmente, Djokovic, reciente campeón de los Masters 1000 de Indian Wells y Miami, primeros de la temporada, aseguró que aún no sabe si estará en Buenos Aires.

"Todavía está muy lejos, no lo sé aún, es difícil de decir en este momento", afirmó Djokovic en la rueda posterior a su consagración en Miami, el último domingo, consultado por periodistas argentinos.

Djokovic es hoy por hoy el mejor tenista del momento tras un gran inicio de año en el que ha ganado los tres principales títulos: Abierto de Australia, Indian Wells y Miami. También lideró a Serbia al triunfo contra Croacia en la primera ronda de la Copa Davis.

Del lado argentino, la principal incógnita pasa por la posible presencia de Juan Martín del Potro, quien la semana pasada perdió en primera ronda del Masters de Miami en su regreso al circuito tras haber estado un tiempo largo sin jugar por una segunda operación en su muñeca izquierda.

"Quiero y deseo estar en la Davis pero en condiciones respetables. Más si tengo que enfrentar a (Novak) Djokovic", declaró días atrás el tandilense.

El otro tema a definir por Orsanic es si convocará a Juan Mónaco, quien se quedó afuera de la serie frente a Brasil, viene de llegar a cuartos de final del Masters de Miami y es el mejor singlista argentino del momento, más allá de lo que dice el ranking.

El que tiene su lugar garantizado es el correntino Leonardo Mayer, vital en la clasificación frente a Brasil, con la histórica victoria sobre Joao Souza, en el encuentro más largo de la historia de la Copa Davis. En aquella ocasión, la nómina la completaron Federico Delbonis, Diego Schwartzman y Carlos Berlocq (74).

Coment� la nota