Darían subsidios, créditos blandos y exenciones al turismo y el comercio.

El gobierno provincial analiza una serie de medidas de ayuda con fondos de la Nación. Importante impacto negativo ha producido la crisis global y la gripe A. Intensas gestiones con las asociaciones y cámaras locales.
Con el objetivo de mitigar el efecto arrastre de la crisis, representantes del gobierno mantienen por estos días intensas reuniones con asociaciones y cámaras empresarias del turismo y comercio.

"Estamos analizando qué estrategia tomar en los próximos días, puede ser una medida como subsidiar sueldos o también agregar alguna línea flexible del Fondo de la Transformación y ciertas exenciones impositivas. Sin duda la semana que viene ya vamos a tener una estrategia perfilada. Por lo pronto estamos manteniendo reuniones con los empresarios del sector del turismo y ya le hemos pedido al sector privado que nos dimensionen el impacto negativo que ha producido la crisis en toda la cadena de servicios. A su vez desde la Subsecretaría de Turismo se está evaluando el impacto de la crisis", señaló Dora Balada, directora de Empleo.

La asistencia económica para subsidiar los sueldos del turismo y comercio son de origen nacional, más concretamente del Ministerio de Trabajo que suma una masa de $ 9,8 millones que se reparten en beneficios tri o semestrales.

En concreto el dinero tiene dos fuentes; la Emergencia Productiva, según la ley provincial de Fomento del Empleo (8.019) que se sancionó en marzo. Y del Programa de Recuperación Productiva, conocido como Repro, que la Nación tiene desde 2002.

"Es un subsidio que va a alcanzar a todas las empresas ya que es sectorial. De todas formas tenemos que discutirlo a nivel nacional y articular acciones con el Consejo Federal del Turismo para fijar la situación de crisis de todo el sector y luego ahí podremos gestionar con el Ministerio de Trabajo a nivel nacional. El subsidio tampoco será exclusivo para Mendoza, sino que es sectorial y para el sector turismo a nivel nacional", explicó Mario Adaro, ministro de Gobierno.

Voces empresarias

Desde el sector privado remarcaron que la asistencia económica del gobierno no sólo es bienvenida sino que es "necesaria".

"Sin duda va a ser un respiro porque desde hace más de un año que la industria del turismo en Mendoza sufre retracción de ventas, cancelación de pasajes y de hoteles. Primero fue la crisis del campo, luego la internacional, después con el verano llegó el dengue, las elecciones y ahora la gripe A, en realidad todas circunstancias han sido terribles ya que han frenado o directamente cortado tanto el flujo de turistas nacionales como del exterior", afirmó Fernando Díaz, de la Asociación de Hoteles y Bares de Mendoza.

Y agregó: "El sector del turismo es por excelencia un gran tomador de mano de obra. En Mendoza la industria genera unos 17 mil puestos de trabajo que incluyen: 11 mil gastronómicos, 4 mil en el área hotelera, 700 en agencias de turismo, 1000 empleados en turismo aventura, y los 300 trabajadores que trabajan en turismo vitivinícola. En el 2008 sólo se ocuparon el 50% de las 26 mil camas registradas que tiene la provincia. Es más, la primera semana de julio de esta año los hoteles tienen un 60% menos de ocupación que en temporadas anteriores."

A la baja ocupación hotelera, los empresarios puntearon que las tarifas las mantienen congeladas, en tanto los costos, como el salarial, en dos años ha aumentado más de un 70%.

"A principios de año se reservaban menos cantidad de noches pero ahora con la gripe tenemos cancelaciones totales. Sino se toman medidas rápidas como algún tipo de soporte económico del gobierno quedan dos alternativas: echar a la gente, o lo que es peor cerrar los negocios. Nosotros teníamos reservadas plazas para recibir un contingente de 40 venezolanos, pero con la situación actual de la gripe cancelaron todas sus reservas. Afortunadamente estamos organizando eventos relacionados con el vino, de lo contrario deberíamos pensar seriamente en cerrar nuestras puertas", apuntó Gige Araujo, de Park Tour.

Comentá la nota