Más dardos entre la CGT y la CTA

Tras los acercamientos por la posible reunificación de hace días, la brecha que separa a la CGT de la CTA volvió a ampliarse por la pelea de los trabajadores del subte, que puso sobre tapete la discusión acerca del modelo gremial imperante.
Tras el apoyo y las críticas surgidas desde la central que conduce Hugo Yasky al reclamo de reconocimiento gremial de los metrodelegados, el camionero Hugo Moyano no dudó en salir a responderle: "Hablan de democracia hacia afuera, pero no la practican hacia adentro".

Los trabajadores del subte quieren armar un sindicato por fuera de la estructura de la Unión Tranviaria Automotor (UTA). Por eso, desde hace días mantiene la tensión en los subterráneos porteños con paros y medidas de fuerza. Esta situación sirvió a la CTA para traer a colación su propia lucha por la personería jurídica prometida y, hasta ahora, trabada. En ese contexto, Moyano salió en defensa del cuestionado e histórico modelo gremial.

Comentá la nota