No se dará marcha atrás en el aumento impositivo

No se dará marcha atrás en el aumento impositivo
Se atenderán casos especiales de contribuyentes. El intendente informó a las entidades intermedias y vecinos que se no se modificarán las medidas impositivas. Pese a ello, los vecinos aseguran que “el diálogo es fluido” con el gobierno municipal y acordaron atender en conjunto casos especiales de contribuyentes que no puedan afrontar los pagos
Ayer, en una reunión realizada en el Palacio Municipal, el intendente Martín Llaryora acordó con los vecinos autoconvocados y entidades intermedias que plantearon rechazos al aumento impositivo la creación de una mesa de diálogo que atenderá en forma particular los reclamos de contribuyentes que no puedan afrontar el pago de impuestos debido a la crisis. El Ejecutivo rechazó categóricamente la pretensión de los vecinos de dar marcha atrás en el incremento que afecta los montos de impuestos.

Durante la reunión que fue impulsada por los manifestantes en torno a la suba impositiva, se extendió durante más de dos horas y no se permitió el acceso la prensa. En esta oportunidad, los vecinos plantearon al Ejecutivo la posibilidad de que se derogue la ordenanza que aumenta los impuestos y tasas o bien que se prorroguen los aumentos hasta julio, propuestas que fueron rechazadas por las autoridades municipales.

Si se acordó la posibilidad de que cada vecino, comercio o industria en forma particular plantee su situación en forma particular al municipio donde luego se decidirá si se hace efectivo el aumento o no, de acuerdo a lo presentado por el contribuyente.

Tras la reunión, monseñor Daniel Cavallo, quien ofició como vocero de los vecinos y representantes de los distintos sectores afirmó que “presentamos dos proyectos: el primero era el de la derogación de la ordenanza que no se pudo concretar y también la posibilidad de que se suspendieran los aumentos hasta el mes de julio para que se tratara en una mesa de diálogo la posibilidad de ir estudiando en concreto los aumentos”.

“Se ha conseguido –anunció- que vecinos en forma particular, comercios e industrias que en esta situación de crisis tenga alguna problemática particular se dirijan al municipio y lo planteen ya que se creará un área de atención en Economía donde se estudiará cada uno de los reclamos que se presente y sobre eso en particular se analizará la posibilidad de suspender el aumento de los impuestos o el pago si corresponde”.

Cavallo agregó que “después de varias reuniones que hemos tenido con vecinos y presidentes de las distintas entidades de la ciudad y a instancias de la audiencia que tuvimos con el intendente, presentamos la situación de crisis que se está viviendo en comercios, industrias y la preocupación de los vecinos”.

Comentá la nota