En la danza de nombres, el turno del arquero Navarro

Los nombres de los refuerzos seducen, pero la economía de River no resiste ciertas operaciones. Los empresarios y los representantes sacan ventaja de la situación y acercan todos los días listas con apellidos para que se sumen al club. En la danza de jugadores con posibilidades de vestir la camiseta millonaria, llegó el turno del puesto de arquero y, mientras antes el candidato era el paraguayo Roberto Fernández, de Cerro Porteño, de Paraguay, ahora quien asoma con ventaja es Nicolás Navarro, de Napoli, que ya fue dirigido por el entrenador Pipo Gorosito en Argentinos Juniors.
La negociación quedará supeditada a lo que ocurra con el guardavalla, que podría quedar relegado en el club italiano, y esta coyuntura les permitiría a los dirigentes de la entidad de Núñez avanzar en la operación, que sería a préstamo.

Navarro figuró en los planes de River durante el receso pasado, y los constantes cambios que practicó Gorosito -empezó atajando Marcelo Ojeda, le siguió Mariano Barbosa y terminó Daniel Vega- invitan a imaginar que el DT no quedó satisfecho con los rendimientos.

Para irrumpir en el mercado, River necesita dinero y Radamel Falcao es la opción para generar ingresos. Porto, de Portugal, sería el destino del goleador. De marcharse el colombiano, el sueño es repatriar a Mariano Pavone, de Betis, de España, una tratativa que se realizaría con la intervención de aportes externos.

Comentá la nota