Daños colaterales del Giri Gate en el puerto

Daños colaterales del Giri Gate en el puerto

La Provincia ya tiene el candidato para reemplazar a Jorge Hidalgo en el Consorcio. Pero es un nombre que surgió de un espacio respaldado por Emiliano Giri. Avanzan o después de 90 días sigue vacante.

Cuando por fin parecía que María Eugenia Vidal firmaría el decreto de designación del representante de la Provincia de Buenos Aires para ocupar la presidencia del Directorio del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata, cayó el bombazo.

Iban más de 90 días de espera, operaciones, contraoperaciones, nombres que surgieron, candidatos que se cayeron, otros que se bajaron, otros que buscaron mantenerse y la detención de Emiliano Giri, ahora ex Presidente del Ente Municipal de Turismo, alteró las fichas del tablero. Marcó un antes y un después las fotos con el operador del PRO en Mar del Plata bajando esposado de un carro de asalto.

Todas las fuentes consultadas en los últimos días en el puerto dieron el mismo nombre: Sergio Di Nápoli era el hombre designado para reemplazar a Jorge Hidalgo. Conocedor de la actividad portuaria como permisionario de la terminal marítima desde su cargo directivo de la empresa Remolcadores Mar del Plata, Di Nápoli tenía el visto bueno de las autoridades ministeriales para llegar al cargo

En el camino quedó herida la alianza que pretendió tejer Maximiliano Abad con Manino Iriart para que el propio Hidalgo mantenga funciones en el Consorcio. El referente de Sanz en la Quinta Sección buscó respaldo a los proyectos oficialistas en la legislatura. El “Mascherano de la política” a cambio le pidió mantener con saldo la cuenta sueldo de Hidalgo en el Banco Provincia. Desde un cargo menor, claro.

La rapidez de reflejos para contratar una draga que limpie el pie de muelle y la zona del área de giro, la consolidación del puerto como polo exportador de la mano de los porta contenedores y los incentivos ofrecidos para el regreso de los buques poteros son logros que Hidalgo podía exhibir en su vidriera de gestión. Parece que no alcanzaron…

“Manino”, sobre todo, fue el límite de tolerancia que algunos radicales estuvieron dispuestos a convalidar. La interna partidaria se llevó puesto los sueños de Hidalgo aunque en el camino no pudieron encontrar una figura capaz de representarlos en la Presidencia.

Sergio Fares no les dio cabida para tener un segundo mandato. Darío Sócrate, el exgerente de los armadores fresqueros, se cansó de esperar y se fue a trabajar con Valastro y sus barcos congeladores. Y Mariano Retrivi fue más un globo de ensayo de algunos sectores que una apuesta decidida.

La bolilla volvió a caer en manos de Abad, que como hizo con el cargo deHéctor Lobbosco (Subsecretario de Actividades Portuarias), se lo entregó en bandeja al PRO. El sillón del contraalmirante retirado en principio era para un radical como Jorge Elustondo, ministro de Agroindustria y de quien depende Puertos.

Pero los de la Quinta Sección no arrimaron a nadie y terminó teniendo injerencia la Fundación Pensar y el edil Juan Aicega, un hombre que proviene de una ciudad con antecedentes portuarios un tanto escasos: Balcarce. “Si Lobbosco militó la interna para Vilma, no sé de qué se quejan”, contrarestaban del otro bando para revelar que su nombramiento no debería dejar descontentos.

Para el Consorcio pasó más o menos algo parecido. Sin candidatos radicales propios, Giri recobró impulso en la reunión de la semana pasada cuando acompañó a Elustondo y Lobbosco en su visita a la ciudad. Los funcionarios mantuvieron reuniones con referentes gremiales y sindicales en un salón del Costa Galana. La comitiva ignoró de manera olímpica a los pesos gordos, a los que creen tener más derechos que nadie para designar a la autoridad portuaria en la ciudad: los armadores pesqueros.

Di Nápoli en realidad es el plan B. Su tío, Omar Alonso, fue el primer nombre que lanzó Emiliano Giri como candidato propio cuando le dio vida a la Mesa Social del Puerto, que a fines del año pasado se reunió un par de veces en el restaurante “Puerto de Palos”, sin la presencia de los representantes de los apellidos ilustres: Solimeno, Moscuzza y Valastro.

Alonso representa a los permisionarios del Paseo Comercial y su foja de servicio, con algunas manchas importantes, justamente desde su pasado como Gerente Operativo del Consorcio en la década pasada, no le permitieron pasar el filtro de transparencia que exigía Cambiemos. Si Di Nápoli es Presidente, es casi un hecho que su tío regrese a la Gerencia Operativa.

Todo esto fue antes que la mano derecha de Arroyo y referente de Vidal en la ciudad pase la noche del martes alojado en una comisaría de La Plata. El problema por estas horas es saber si las esquirlas de la explosión del Giri Gate pasan la Manzana de los Circos y llegan al edificio del Consorcio. Esposado, detenido, renunciado y liberado, la influencia de Giri como agente de colocaciones de funcionarios en ámbitos provinciales parece derretirse como un helado al sol.

Con 12 mil pesos de inversión inicial, Horizonte Azul Negocios SA es una empresa creada el 16 de febrero de 2004, con domicilio en Av. Independencia 1531 piso 12 B de Mar del Plata. Los datos están reflejados en el acta societaria que aparece en el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires.

Entre sus accionistas figuran Emiliano Giri y Alfonso Roig Melchor. Desde Valencia, España, los socios designan a familiares del exfuncionario municipal como sus representantes. La empresa se aboca a la “compra, venta, importación y exportación de féretros y demás accesorios vinculados a la prestación de servicios fúnebres, servicios prepagos de cementerios privados, reparación y acondicionamiento de féretros”.

Más allá que algunos crean que la carrera política de Emiliano Giri parece condenada a tener que contratar los servicios de Horizonte Azul, en el puerto muchos se preguntan si tendrán que esperar más tiempo al reemplazante de Hidalgo.

Coment� la nota