Con daños en dos carteles de Auza y "guerra" de afiches, el vandalismo se apodera de la campaña

Ayer a la madrugada intentaron prender fuego una gigantografía del FJpV ubicada en Quintana y Del Valle, y cortaron la parte inferior de la que se encuentra en Balbín y Marconi. También los espacios se "pisaron" los afiches colocados en diversos muros de la ciudad.
El tramo final de la campaña no sólo está signado por la expectativa que generan los actos de cierre. Aparentemente, el vandalismo y la "guerra" de afiches también se apoderó de la pelea por cosechar votos en las urnas el próximo 28 de junio.

Ayer por la madrugada, entre las 0.30 y las 5, la gigantografía en la que aparecen los cuatro candidatos en primer término de la lista local del Frente Justicialista para la Victoria apareció con daños. Según se observó en el cartel, intentaron prenderlo fuego y quedó una gran marca marrón en su costado izquierdo, justo debajo del rostro de Raúl Escudero.

El segundo caso, que también afectó al espacio que lidera Néstor Auza, se dio en la intersección de las avenidas Balbín y Marconi, donde cortaron los 2 metros inferiores de la lona impresa, donde figuraba el sello y los nombres de los postulantes a una banca en el Deliberativo.

De acuerdo a las estimaciones del propietario de ambos espacios publicitarios, Néstor Flores, los ataques se enmarcan en una "campaña sucia", más aún teniendo en cuenta que se produjeron luego del acto que Francisco De Narváez encabezó en el Hipódromo, como cierre provincial de Unión PRO. Además resaltó que están situados en dos corredores que quedan de paso rumbo al circo de carreras.

El empresario indicó que no realizó la denuncia y que hoy procederá a arreglar la gigantografía que presenta señales de haber sido cortada con un cutter. Ambas estaban colocadas desde hacía una semana.

Permanecer a la vista

Otro dato singular de esta campaña fue la constante "guerra" de afiches entre los partidos, que dejó sus huellas en innumerables paredones de la ciudad.

Para citar un ejemplo, en Pinto 900, frente a la sede del Partido Justicialista, Unión PRO había colocado sus afiches rojos con Francisco De Narváez junto a Mario Bracciale. Sobre ellos apareció una extensa hilera de menor tamaño, en azul, que promueve a la fórmula Auza-Pizzorno con rúbrica del PJ.

Por otra parte, en avenida Santamarina entre Belgrano y Maipú, están ubicados los afiches de Néstor Kirchner y Daniel Scioli con la leyenda "Nosotros hacemos". Debajo de la frase ubicaron una fila que cubre los rostros de ambos candidatos nacionales con carteles de la UCR local.

Parece que además de los pases de facturas y las críticas, los operadores mantienen una lucha centímetro a centímetro por la supremacía en el espacio público.*

Comentá la nota