Danone y Arcor juntos y a través de Bagley para comprar La Serenisima

Los franceses usarían en la operación la firma en la que son socios del holding de la familia Pagani. Las conversaciones entre Mastellone y la firma francesa habrían comenzado hace dos años
Las negociaciones por la venta de La Serenísima arrancaron hace dos años en París cuando Pascual Matellone sufría la muerte de su hija Teresa. En cambio otros cuentan que las conversaciones con la francesa Danone se iniciaron a fines de 2008. Lo cierto es que la carta que La Serenísima envió ayer a la Comisión Nacional de Valores admite de manera elíptica que hay algo.

La novedad es que Danone no la compraría sólo. Iría acompañado de Arcor, desde Bagley, una compañía en la que el grupo francés es socio del holding de la familia Pagani. También trascendió que si bien no se acordó el precio, la operación entre Danone y Mastellone se habría cerrado el viernes en París.

Cabe destacar que La Serenísima perdió $265 millones en 2008 y acumula deudas por US$ 230 millones. Hace poco tiempo, Danone acudió en su ayuda para pagar un vencimiento y se aseguró que abonará el próximo.

Danone y Arcor son socios en Bagley Latinoamérica, la número uno del rubro en todo el continente. Allí concentran las marcas de galletitas, los Bon o Bon, las barra de cereales y hasta los alfajores Ser, en una firma en la que Arcor tiene el 51% y el control y Danone, el resto.

Los franceses, para evitar objeciones del gobierno y la posibilidad de que ingrese otro grupo a La Serenísima, habrían decidido utilizar esta sociedad, que factura US$ 550 millones, como el vehículo para comprar La Serenísima según informa el diario Clarín.

Mastellone y Danone son viejos conocidos y profundizaron una química personal desde la relación comercial que se inició en 1996.

Comentá la nota