"El daño que se le hizo a la Justicia es irreversible"

Silvia Peyracchia cuestionó los planteos del Colegio de Abogados. La letrada es la única candidata titular a ocupar la vocalía en el cuerpo encargado de resolver la destitución de magistrados
Silvia Peyracchia se contiene. Es evidente de que tiene ganas de usar palabras más duras aún de las que dice, pero opta por evitarlas. Piensa cada respuesta antes de emitirla, y sabe (y lo reconoce) que cada término será analizado hasta su médula.

La abogada fue la única inscripta como representante titular (su suplente es Mario Leal) de ese estamento en la elección para el Jurado de Enjuiciamiento (JE), trámite impugnado primero por el colegio de letrados y luego (tras el rechazo de la acción) por el secretario de esa entidad, Jorge Contrera. Esta actitud la indignó, y refutó especialmente las críticas que efectuó el presidente de la asociación profesional, Eudoro Aráoz.

"Cuando el agravio se apodera del discurso, es porque falta razonabilidad. No voy a descender al plano desmesurado de Aráoz, y estoy segura de que su pensamiento no es el mayoritario. El Colegio de Abogados insiste en reclamar que la postulación del vocal de los letrados debe provenir de su seno, lo que no surge de la interpretación razonable del Derecho, no está prevista en la Constitución de 2006 y es contrario a lo que resolvió la Justicia", aseveró, en una entrevista que se desarrolló como sigue.

- ¿Por qué se postuló al cargo?

- Estoy convencida, desde el derecho, que el JE está ajustado a la legalidad en su estructura y es inimpugnable. Y desde lo personal, asumo un compromiso y quiero integrar órganos que hacen a la vida democrática del Estado como este, que es vital a la sociedad y al ejercicio profesional. La vocalía es una carga pública de muchísima responsabilidad y sin remuneración.

- ¿Es necesario controlar a los jueces?

- El JE no es un organismo de control de los jueces, sino que actúa cuando existe alguna causal de destitución de un juez, fiscal o defensor oficial. Evaluamos conductas mediante un procedimiento reglado y en casos concretos. Los magistrados no pueden tener controles, sino que deben ser absolutamente independientes en su accionar y en sus decisiones.

- ¿Cómo evalúa el funcionamiento del Poder Judicial?

- Tenemos una mayoría de jueces probos, pero el funcionamiento del Poder Judicial está obstruido, con la gran cantidad de vacantes imposibles de cubrir por un conflicto innecesario. Los jueces hacen un sobreesfuerzo para dar respuestas en un sistema que está colapsado. Trabajan con toda su sapiencia, sus habilidades y sus conocimientos, pero no dan abasto. Se deberían haber permitido las subrogancias. El daño estructural que se le hizo a la Justicia es irreversible, porque la gente no tiene las respuestas que busca.

- ¿Le sorprendió que nadie más se inscriba?

- El espacio estaba disponible para el universo de abogados, pero no se difundió de modo adecuado. Tomó estado público cuando había cerrado el período de inscripción. También hay cierta apatía. Estoy ejerciendo una acción lícita y debería haber sido respaldada por el colegio que integro, en vez de su intento de proscribir a todos los letrados, que conspira contra el respeto que se debe tener al colega.

- Usted dijo que el JE estaba correctamente creado. ¿Piensa lo mismo del Consejo Asesor de la Magistratura?

- Si, absolutamente. Deben conformarse todos los organismos creados en la Constitución provincial y propender al funcionamiento de las instituciones para destrabar esta situación, pero respeto el disenso que hace a la esencia de la vida democrática, no todos pensamos igual. Es antidemocrático pretender unificar discursos. Debemos someter nuestras conductas a las decisiones judiciales.

- ¿Qué garantiza el buen funcionamiento del JE?

- La idoneidad técnica, la ética y la probidad de sus integrantes que no deben tener prejuicios, no su conformación abstracta. Seré independiente tanto del colegio y de sus líneas internas como de los partidos políticos, más allá de que tengo una vieja afiliación al PJ.

- En la gestión de Ramón Ortega, usted fue asesora del ministro Edmundo Jiménez...

- Estoy orgullosa de haber ocupado un cargo desde el cual pude hacer mucho por la provincia, como la presencia en el Consejo Federal de Derechos Humanos. Pero no dependo intelectualmente de él.

- ¿Por qué eligió a Leal?

- Porque reúne los requisitos de ley y tenemos afinidad ideológica.

Comentá la nota