"Lo que se dañó fue la calidad institucional", dijo Woscoff por los viajes del Intendente

"No nos desvivimos por si el Intendente viajó o no, lo que más nos molestó fue el operativo engañe, en el que se quiso mostrar que Breitenstein seguía de recorrida cuando hacía días que no estaba en la ciudad, el Intendente mintió", explicó el concejal de Integración Ciudadana Norberto Martínez.
Por su parte, el titular de IC, remarcó que lo que a ellos les preocupó "fue la ausencia política más que la física, sobre todo teniendo en cuenta que en esos días estaba el conflicto del puerto y la incautación de los bienes de la firma de Tarjebus".

"En estos hechos puntuales era necesario que estuviera, o que al menos avisara que no iba a estar", indicó Woscof al tiempo que agregó que "lo que más nos preocupa es el efecto de todo esto, que en definitiva es que se daña la calidad institucional".

Tanto Woscoff como Martínez coincidieron en que violar una ley, como la Ley orgánica de las Municipalidad, "no es una pavada", y aseguraron que "no se pueden dejar firmados actos de gobiernos, como son los decretos", en referencia a la incautación de los bienes de Tarjebus, determinación que el jefe comunal dejó firmada antes de viajar, previendo que la ciudad podía quedarse sin transporte.

Finalmente, Woscoff sostuvo que "a mayor cargo, mayor responsabilidad y por lo tanto las intervenciones del jefe comunal deben ser balsámicas, evitando la crispación social".

Comentá la nota