D’Annibale hizo hincapié en el camino del diálogo que hace falta en nuestra sociedad

D’Annibale hizo hincapié en el camino del diálogo que hace falta en nuestra sociedad
El obispo monseñor Miguel Angel D’Annibale, que ayer celebró las Pascuas de Resurrección en la Alcaidía junto al padre Sergio Soto, destacó esta celebración para los cristianos, que consideró un mensaje para la humanidad, poniéndole un signo de “profunda esperanza que nos viene muy bien vivirla, con verdadero sentido de fe”.

El Prelado, próximo a celebrar su iniciación como Obispo de la Diócesis de Santa Cruz y Tierra del Fuego, reflexionó en esta fecha sobre la Resurrección de Cristo, considerando que “manifiesta que es posible la vida, que la vida triunfa sobre la muerte, que todos los signos de vida que tenemos nos manifiestan una verdadera esperanza”.

De la vigilia, D’Annibale rescató como “una frase muy fuerte” que consideró acertada para este momento de la humanidad, “cuando las mujeres llegan al sepulcro y escuchan ‘por qué buscan entre los muertos al que está vivo. El ha resucitado, aquí no está’, hace días que la vengo meditando, porque me parece que a veces nosotros seguimos buscando entre los muertos y no tenemos que buscar ahí a Jesús”.

Por el contrario el Obispo dijo a TiempoSur que “Jesús está en la vida, Jesús está entre los vivos, entre todos aquellos que queremos vivir y hacer cosas por la vida, en toda organización, persona, varón, mujer, niño, joven que quiera emprender algo por la vida, ahí está Jesús presente, en toda opción por el bien, por eso es una frase de mucha esperanza que le habla a todo el mundo”.

D’Annibale advirtió que “en la muerte, en los signos de muerte, en la injusticia, en todo lo que sea realmente no trabajar por la vida y destruirla, es difícil, ahí no vamos a encontrar a Jesús, pero en todo aspecto, por más que seamos débiles, pecadores, que cometemos errores, pero queremos trabajar por la vida, lo vamos a encontrar a Jesús”.

Diálogo. El Pastor de la Diócesis de Santa Cruz y Tierra del Fuego se hizo eco también del mensaje de los siete obispos de la región con motivo de estas Pascuas, que habla de la familia, de la vida, del cuidado fraterno, de la comunión y del diálogo.

D’Annibale hizo especial hincapié en el diálogo, “siempre buscando que nos encontremos en este caso los santacruceños y los fueguinos, los lugares donde me toca pastorear, pero fundamentalmente teniendo en cuenta el mensaje para Río Gallegos, que busquemos el camino del diálogo que es apasionante, porque el diálogo significa respetar al otro lo que piensa, lo que es, no avasallarlo, a la vez experimentar que uno es respetado en lo que piensa y cree, pero que juntos podemos encontrar un camino”.

Uniéndolo con la Resurrección, el Prelado dijo que los obispos de la región “trabajamos por el diálogo en nuestras provincias, en nuestra región, es porque el diálogo es vida”. “Cuando el diálogo construye algo y es capaz de generar algo nuevo y distinto, eso es vida y es bueno”, reflexionó al tiempo que lo contrastó con las posturas cerradas e irreconciliables, “se hace muy difícil avanzar”, dijo.

Iluminar. D’Annibale advirtió que los pastores se basan en la realidad, “pero la iluminamos espiritualmente, ese es nuestro servicio a la sociedad”, mientras que “en la coyuntura concreta de cada momento hay que tomar decisiones y hay otros actores de la sociedad que las tienen que tomar”. “A mí me toca tomarlas en el ámbito eclesiástico, donde la tarea nuestra como Iglesia es iluminar”, aclaró.

Más adelante el Pastor de la Diócesis reflexionó también sobre aquella frase acuñada por el obispo de La Rioja Monseñor Angeleli: “Con un oído en el Evangelio y el otro oído en el pueblo. Es muy clara –dijo-, es decir por un lado esto que estoy hablando de Jesucristo que resucitó, pero por otro lado, el pueblo y lo que está pasando”.

“Si en el pueblo hace falta diálogo, hoy concretamente nos está pasando, nuestra tarea es alentar, animar, sostener, por lo menos de mi parte nunca imponer, sino siempre proponer, proponer una vez más y seguir proponiendo”, insistió D’Annibale, inspirado en la imagen de Jesús, “porque él se sentaba a dialogar con los pecadores, con las mujeres y los hombres que se equivocaban, le decía a los apóstoles que dialoguen, entonces esa es la propuesta”.

Concretamente, los obispos patagónicos pidieron por la “paz social” a través del trabajo “dignamente remunerado” y un “diálogo fraterno” en el mensaje que enviaron con motivo de la celebración de Pascuas.

D’Annibale insistió en la propuesta del diálogo fraterno “para nuestra sociedad santacruceña y riogalleguense más todavía, que necesitamos ir construyendo esto”. Y se esperanzó: “Qué lindo ejemplo sería que podamos ir encontrando estos caminos del diálogo”.

Para el Prelado, el Papa Francisco “está poniendo en clave todo esto, está dando ejemplos muy fuertes a nivel de todo el mundo y mucha gente se ha acercado a confesar en esta Pascua, se ha vuelto al Sacramento de la reconciliación y esto también es diálogo, porque la gente necesita reconciliar adentro suyo temas que por ahí llevan mucho tiempo”.

“Las actitudes hablan mucho más que mil discursos, eso es lo que está haciendo el Papa, gestos que abren puertas para que la gente se acerque”, así se refirió al nuevo Pontificado, la decisión del Papa de no residir en el Palacio sino en una vivienda común, el Vía Crucis por Medio Oriente entre otros ejemplos.

Coment� la nota