Daniel Scioli, el sufrido socio del silencio

Kirchner demoró el envío de fondos para el pago de los sueldos provinciales y mandó a decir "que le pida plata a Magnetto". Otro pico de tensión.
Curiosamente, o no, Daniel Scioli, el mayor aliado de los Kirchner en el principal distrito del país, no dijo nada sobre el tema más importante para Néstor y Cristina en los últimos tiempos: la sanción de la nueva ley de medios.

Sólo balbuceaba un formal "es un tema del Congreso" cuando algún periodista lo incomodaba con la pregunta. Si bien no suele caracterizarse por declaraciones contundentes con casi ningún tema, su relación con el Grupo Clarín le impedía pronunciarse alineado con el gobierno nacional, al punto que le costó la última gran pelea con Néstor Kirchner.

Los tiempos recientes estuvieron signados por mensajes cifrados, enviados desde ambas trincheras, aunque no fue muy difícil advertir un tenue pero persistente apoyo de Clarín a Daniel Scioli y un desesperado intento por conseguir, de mínima, que se diferencie del ex presidente. De máxima, que se separe definitivamente.

Algo de eso, supone Kirchner, debe haber hablado Daniel Scioli con el mandamás de Clarín, Héctor Magnetto, en una reunión secreta, la segunda semana de agosto, en la casa del empresario de medios de la calle Arroyo.

Encima esa semana, mientras el gobierno nacional enfrentaba con capa y espada las críticas de la Iglesia por las cifras de la pobreza, Scioli se mostraba rodeado de obispos. Y lo que terminó de enfurecer por esos días a NK fue la asistencia del gobernador a la apertura de Expoagro, el 18 de agosto, donde agradeció expresamente a Clarín y La Nación, los organizadores de la muestra, y encima le dedicó un párrafo especial a la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble.

Cuentan en el entorno del ex presidente que ese día Néstor telefoneó al ministro de Economía, Amado Boudou, le preguntó si Scioli le estaba pidiendo fondos y le recomendó que no le liberara dinero sin antes consultarlo con él. "Si le molesta, que le pida la plata a Magnetto", habría dicho.

Cerca de Scioli admiten una buena relación con el Grupo Clarín, dicen que no tienen por qué pedir permiso alguno para sus reuniones y relatan que Daniel conoció al gerente de Asuntos Corporativos del Grupo, Jorge Rendo, en un viaje oficial a Washington en 2005 y que desde entonces suelen mantener una relación que califican como "cordial".

Si bien no reconocen ni dejan de reconocer la reunión con Magnetto, en medio de la guerra K-Clarín dicen que al CEO del grupo lo conoció el 4 de julio de 2006, durante la celebración del Día de la Independencia en la embajada estadounidense. Pero desde el Gobierno desmienten esa versión. Dicen que la relación de Scioli con Clarín data del tratamiento de la ley de bienes culturales, en junio de 2003. La ley, más conocida como "ley Clarín", que fija un tope del 30% a la participación de los capitales extranjeros, fue impulsada por el grupo para protegerse de una quiebra segura. La vital sesión fue presidida entonces por el mismísimo Scioli.

Comentá la nota