Daniel Scioli lanzó su precandidatura y presentó sus diez medidas de gobierno

Daniel Scioli lanzó su precandidatura y presentó sus diez medidas de gobierno

Con un acto en el que apeló a las críticas al Gobierno y a los recursos emocionales, en los preparativos de la campaña, el diputado Daniel Scioli(Unidad Ciudadana) lanzó su proyecto presidencial, con miras a las elecciones primarias del 11 de agosto, en el teatro ND Ateneo. "Mi decisión está tomada: voy a ser precandidato a Presidente", dijo, en una frase contundente coronada por una esperada ovación.

Fuentes allegadas a Scioli aseguraron a LA NACION que el lanzamiento a la carrera presidencial busca competir en las PASO de Unidad Ciudadana contra otros postulantes que caminan el país, como Felipe Solá, Agustín Rossi y Guillermo Moreno.

En caso de que la expresidenta Cristina Kirchner decida presentarse, Scioli evaluará sus futuros pasos. Pero si ella no se presenta, Scioli asegura que es el que mejor mide en las encuestas de intención de voto de ese espacio.

Scioli le envió un saludo a Cristina Kirchner y se "solidarizó" por los problemas de salud de su hija Florencia. Con un discurso de 39 minutos, con pasajes a voz en cuello, presentó su libro "El otro camino", eslogan del kirchnerismo. El excandidato en 2015 repasó todo lo que le había vaticinado en el debate presidencial de ese año al entonces candidato Mauricio Macri y le pregunto irónicamente: "Ahora soy yo el que pregunto: ¿en qué se ha convertido su revolución de la alegría?".

Parafraseó, así, la encerrona de Macri ("¿en qué te has convertido Daniel?") de aquel debate. Scioli había pronosticado allí que Macri aplicaría un fuerte ajuste económico, aumentos de tarifas, recesión y destrucción de empleo. Este jueves el exmotonauta, de corbata celeste, estrenó un discurso más agresivo, directo, sin eufemismos, metáforas ni ambigüedades.

Crédito: Captura de TV

Ese debate y el eslogan "hay otro camino" fueron los latiguillos del otra vez precandidato presidencial. El ND Ateneo no fue elegido al azar: allí se lanzó la fórmula presidencial Kirchner-Scioli en 2003.

"Voy a ser candidato al servicio de todos los argentinos que anhelan otro camino", repitió y vaticinó que será la elección "entre más ajuste o el gran desarrollo nacional". Prometió unir a los argentinos "para evitar intentos de reformas laborales" y para no aceptar "ninguna reforma previsional".

Con cambios de tono, estudio previo y telepronter, Scioli repasó todas las fisuras del gobierno de Macri y castigó una y otra vez el ajuste antes de presentar un plan de diez medidas de Gobierno.

Entre los 700 invitados se destacaron el exsecretario de Seguridad Sergio Berni; los funcionarios de La Matanza Débora Giorgi y Roberto Felleti; los intendentes Gustavo Menendez (Merlo), Gustavo Arrieta (Cañuelas) y Andres Watson (Florencio Varela) y el exdiputado Julián Domínguez, entre otros.

Diez medidas

Entre ruidosas ovaciones, aplausos y la marcha peronista, Scioli enumeró diez medidas en títulos de campaña sin precisar: una gran concertación nacional, la recuperación inmediata del salario y las jubilaciones, el abordaje integral de la justicia y la seguridad ciudadana, tarifas de servicios justas, accesibles y razonables sin "tarifazos", incentivos a la producción con bajas tasas, condiciones de inversión, simplificación y reducción de impuestos; aumento de presupuesto en educación, ciencia y tecnología; garantizar tierra techo y trabajo y un replanteo de los compromisos con organismos internacionales.

Dejó, además, frases altisonantes. "Si hay algo que me enorgullece es que nunca dejé un salario por debajo de la inflación", vociferó el "otro" Scioli.

"No puede cerrar una sola pyme más en la Argentina", dijo. Y admitió que la derrota de 2015 le dolió más que su accidente náutico: "No era una derrota personal sino de la de 40 millones".

Al evocar el debate señaló que sus vaticinios obedecían a que "conocía muy bien a los grandes intereses que se escondían detrás de los globos que nos mostraban".

Y en modo candidato prometió: "Trabajo, educación y salario digno"; que "el salario y las jubilaciones no pueden seguir siendo la variable de ajuste"; que "si la gente gana más, consume más"; reclamó "paren de pedir prestado", y concluyó que tras su derrota de 2015 "ellos ganaron pero la Argentina perdió" y que "lo que ellos llamaban cambio fue un retroceso".

Coment� la nota