Daniel Scioli amplía exención impositiva a la Iglesia Católica

Mediante un proyecto de Ley –que modifica otra vigente en la materia- el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, extendió el beneficio de exención impositiva a la Iglesia Católica, alcanzando a los “Institutos de Vida Consagrada” la no obligatoriedad del pago de los impuestos bonaerenses. Una iniciativa que conlleva la condonación de cualquier deuda anterior en concepto de “impuesto inmobiliario, intereses, recargos y demás accesorios” que pueda registrar como saldo en el fisco provincial.
En sólo dos artículos, la iniciativa que ingresó a la Cámara de Diputados para su debate y posterior transformación en Ley, modifica un artículo del Código Fiscal que establece la exención de impuestos a “los arzobispados y obispados” radicados en territorio bonaerense, sumándole “los institutos de Vida Consagrados conforme la Ley Nacional 24.483, de la Iglesia Católica Apostólica Romana”.

“Condónese la deuda de los Institutos de Vida Consagrada, proveniente del Impuesto Inmobiliario, sus intereses, recargos y demás accesorios, por todas las obligaciones fiscales no prescriptas” sostiene el último de los dos artículos de la norma impulsada por el Ejecutivo provincial.

En los fundamentos de la iniciativa oficial, el Gobierno bonaerense aclara la necesidad de actualizar esa Ley, porque tal como está actualmente en vigencia “resulta incompleta, pues está eximiendo de tal tributo a parte de la Iglesia sin fundamentar la no inclusión de los Institutos de Vida Consagrada”.

“En virtud del principio de Unicidad de las Personas Jurídicas, debemos destacar que la Iglesia Católica no escapa al mismo, de lo que se infiere que la Iglesia es una sola”, asegura el proyecto enviado a la Legislatura para su discusión parlamentaria.

Y sigue: “hasta el año 1995, fecha en que se dictó la Ley Nacional Nº 24.483, no existían mayores problemas, pues los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, se encontraban registrados ante el Estado bajo la modalidad de Asociación Civil, por lo que encontraban la exención en lo que hoy es el art. 151 inc. i) del Código Fiscal” A partir del año 1995, y no con el reconocimiento de los Institutos de Vida Consagrada, muchas de estas Instituciones dieron de baja a la Asociación Civil, a los fines de evitar dualidad de personería, por lo que inevitablemente perdieron la exención impositiva, toda vez que la ley fiscal no captó en sintonía con la ley nacional, la modificación correspondiente, quedando pues una laguna normativa”.

Comentá la nota