Daniel Piccolo Un municipal al Concejo

Daniel Piccolo es dirigente del Sindicato de Empleados Municipales de Lanús (STML) y uno de los concejales del PJ que asumirá el próximo 10 de diciembre en el HCD de local. En entrevista con Agencia Comunas habla de la situación de los trabajadores municipales del país, del resultado de las elecciones legislativas de junio, del Kirchnerismo, del PJ y de sus expectativas como concejal.
Yo soy peronista, lo que hago es peronista y me baso en la línea de conducta que nos dejó el General Perón y ahí voy: ni menemista, ni kirchnerista, ni duhaldista. Soy peronista. Creo que tenemos que aprender diferenciar una cosa de la otra. El peronismo es un movimiento, un proyecto de vida y a partir de ahí, caminamos los peronistas. Creo que muchos dirigentes deben volver a las bases, volver a leer al General Perón", remarcó Piccolo.

¿Cómo sigue el tema con respecto a las paritarias de los trabajadores municipales?

Miguel Pedelhez, Secretario General del Sindicato de los trabajadores municipales de Lanús salió con un comunicado marcando una posición con respecto a los municipales, no solo de la provincia sino del país. Esta posición muestra un reclamo concreto que venimos haciendo hace años con respecto a las paritarias de los municipales, tanto a nivel nacional como provincial. Nosotros en Lanús, hace cinco o seis años que acordamos con el anterior Intendente, Manuel Quindimil y hace un tiempo corto con el actual Intendente, Darío Díaz Pérez la conformación de una comisión paritaria que está trabajando, esto evidencia que en Lanús mucho problema no tenemos, pero por eso, nosotros no nos olvidamos del resto de los trabajadores municipales del país. Así que se está haciendo un trabajo importante desde la Confederación de Obreros y Empleados Municipales de la República Argentina, COEMA, y desde la federación para lograr conquistas que hemos perdido y tratar de lograr una paritaria a nivel nacional o provincial y así estar contenidos en el ámbito de negociación que necesitan todos los sindicatos. Sabemos que es muy difícil acordar un salario mínimo en una paritaria a nivel nacional o provincial, porque cada región tiene sus particularidades. Pero también sabemos que la provincia o la nación deben hacerse cargo de este tema alguna vez.

¿Hay algún plazo establecido para su definición?-

No, para nada. Es un reclamo de años del que nadie se hace eco. Seguiremos trabajando y recorriendo el país, a través de la COEMA, para hablar con los Gobernadores, con los Intendentes y plantearemos esto en la legislatura nacional y provincial, a todos los que tienen en sus manos la posibilidad de solucionar esto. Yo creo que este reclamo evidencia lo que dice Miguel Pedelhez: "los trabajadores municipales siempre estamos en la lista de pago y nunca en la de cobro", creo que es una realidad a modificar en el corto plazo si es posible.

Con respecto a las elecciones legislativas de junio ¿Cuál es su balance de los resultados obtenidos?

A nivel nacional, creo que al pueblo hay que oírlo. Estas elecciones dejaron un mensaje que hay que saber oír, que los dirigentes tienen que saber oír e interpretar. El pueblo se manifestó a través de las urnas. Como resultado de las elecciones, el Gobierno nacional salió a convocar una mesa de diálogo con distintos sectores políticos, con el campo. Hasta hace poco tiempo el gobierno ha sido autista ante el reclamo de muchos sectores, inclusive ante el nuestro y con este llamado a dialogo muestra un buen gesto. Entonces creo que si la dirigencia escucha el resultado electoral, va a ser capaz de cambiar lo que sea necesario para lograr el bien de la gente. Creo que esa capacidad es clave.

El 10 de diciembre asume como concejal por el bloque del PJ ¿Cuáles son sus expectativas?

Son muchas y muy buenas. Yo soy concejal del movimiento obrero. Mi concejalía representa al movimiento obrero regional de Avellaneda-Lanús, a las 62 organizaciones peronistas y a la CGT. Voy a ser el concejal que lleve adelante las necesidades y los reclamos de los obreros, no solo municipales, sino de cualquier otro gremio de Lanús para que se sientan representados.

¿Cómo es la relación que mantiene el sindicato de municipales con el actual Intendente, Darío Díaz Pérez y cómo fue la relación con Manuel Quindimil?

Primero quiero aclarar que los dos modelos de gestión son totalmente distintos. Nosotros hace 25 años que dirigimos el gremio de municipales, estuvimos toda una vida junto a Quindimil y con él siempre tuvimos una relación donde primo la palabra, rara vez firmamos algún acta de acuerdo, siempre nos manejamos con el valor de la palabra, que era totalmente suficiente y así lo cumplió hasta el ultimo día. En todo el periodo de Quindimil tuvimos una relación buena. Por supuesto que también hubo vaivenes que condujeron a algún paro o discusión con él, pero siempre lo solucionamos. Manolo era un caudillo, un caudillo de peso y con todas las letras, pero donde uno acordaba algo con él, lo cumplía. Darío Díaz Pérez, tiene otro manejo, lleva a cabo otro tipo de gestión. También tenemos una buena relación con él. Pero empezamos al revés con él: tuvimos un primer encontronazo porque ni bien asumió como Intendente aprobó una ordenanza de emergencia económica y administrativa, separando a 500 trabajadores municipales de sus cargos. Tuvimos negociaciones, tirones, pero ahora se han normalizado las cosas. Creo que con Darío vamos a llegar a buen puerto y estamos tratando que esta gestión sea lo mejor posible. Seguramente tendrá que asumir el resultado electoral que todavía no está firme porque la justicia electoral demoró los recuentos por la pandemia de la gripe A. A partir del resultado electoral que se obtenga, veremos quién pone el quinto concejal, si unión pro o el oficialismo local. Igualmente, mas allá de todo, es casi un empate técnico y eso Darío tiene que leerlo como dirigente político y cambiar lo que realmente no le sirve a su administración municipal.

Recién hablaba de un "empate técnico" entre el oficialismo y la oposición en los comicios locales ¿A qué lo atribuye?

Yo creo que lo verdaderamente perjudicial en las elecciones de junio fueron las candidaturas testimoniales que ataron a los Intendentes y los llevaron a plebiscitar su gestión, aún no consolidada en muchos casos. Creo que en el caso particular de Lanús faltó tiempo para que Darío se acomode y consolide su gestión. Además el adelantamiento de las elecciones lo tomó de sorpresa con un montón de obras prometidas y a mitad de camino.

Luego de las elecciones Néstor Kirchner renunció a la conducción del PJ… ¿Cree que el PJ debe reorganizarse?

Creo que Néstor Kirchner al renunciar a la conducción del PJ asumió la derrota electoral. Creo que va a primar la cordura y que todos los sectores van a terminar juntos, organizando al PJ y convocando a internas a nivel nacional.

¿Kirchnerismo o Peronismo?

Creo que a todo le ponemos un nombre para ubicarlo en determinado lugar: menemismo, duhaldismo, kirchnerismo, peronismo. El Kirchnerismo empezó con el transversalismo y luego se diluyó. Yo soy peronista, lo que hago es peronista y me baso en la línea de conducta que nos dejó el General Perón y ahí voy: ni menemista, ni kirchnerista, ni duhaldista. Soy peronista. Creo que tenemos que aprender diferenciar una cosa de la otra. El peronismo es un movimiento, un proyecto de vida y a partir de ahí, caminamos los peronistas. Creo que muchos dirigentes deben volver a las bases, volver a leer al General Perón.

Con respecto al conflicto de la CGT y las disculpas de Moyano ¿Qué opina?

En esto el compañero Moyano dio un ejemplo: Es muy difícil que un dirigente gremial y más de la CGT, salga a pedir disculpas. Con este gesto, Moyano dio un mensaje de unidad al reconocer sus errores. Es el eje fundamental la unidad porque si el movimiento obrero esta desunido, nos llevan para cualquier lado. Hay que lograr la unidad del movimiento obrero a toda costa. El gesto de Moyano es ejemplar también para la clase política porque ellos también se equivocan y nunca piden disculpas. Es claro que el objetivo que tienen que tener todos los dirigentes gremiales es que tenemos que mejorar la calidad de vida de los trabajadores y estar unidos.

Comentá la nota