Daniel Lepez planteó una total desigualdad en la estructura del Ministerio de Obras

El Ministro de Obras y Servicios Públicos anunció medidas para incrementar el personal que conforma la cuadrilla de Servicios Generales en Río Grande, ya que mientras que Ushuaia existe una cuadrilla conformada por 150 agentes , “en Río Grande suman 8 personas más 7 administrativos”.
Lepez observó que esta situación permitió que en la capital se pudieran encarar “gran parte de los trabajos que se efectuaron durante el año en los establecimientos educativos, e inclusive trabajos que se hicieron en el receso del año pasado y que se harán durante el próximo receso”. “El año pasado en Ushuaia se gastaron alrededor de un $ 1.300.000 en reacondicionar los establecimientos educativos y fue con personal de Servicios Generales, mientras que en Río Grande se gastó casi el doble pero el área de Mantenimiento cuenta solamente con ocho personas; así que muchos de estos trabajos que en Ushuaia se hacen con mano de obra propia, en Río Grande hay que salir a contratarlos”, indicó.

El Ministro de Obras Públicas sostuvo que ya iniciaron conversaciones con el Ministerio de Educación planteando “la necesidad de que, a través de cursos de formación profesional, el personal que no cuenta con tareas pudiera ser capacitado, porque efectivamente es cierto que hay personal ocioso en determinadas áreas, pero también que no tienen la capacitación suficiente para desarrollare en otro tipo de tareas”.

“En la Secretaría de Infraestructura contamos con 15 personas, entre los cuales hay cargos técnicos administrativos”, anotó, para precisar que “la cuadrilla que tenemos es de siete personas”.

Lepez remarcó que esta situación “no escapa al descalabro administrativo que existe en el Estado, y esto lo digo siendo absolutamente consciente que dentro de la Administración Pública provincial hay gente capacitada, con ganas de trabajar y que lo hace, y hay otros que no están capacitados y tampoco tienen ganas de trabajar”.

Para el Ministro de Obras Públicas “esto indudablemente no es fácil de solucionar pero hay que intentar enmendarlo de alguna manera”, destacando el objetivo planteado a través de la realización del Censo de Capital Humano en la administración pública “y este paso no es menor porque a raíz de los resultados que arroje el censo veremos de qué manera se podrá redistribuir mejor el capital humano que tiene la administración pública”.

Comentá la nota