Daniel Giacomino, intendente de Córdoba/ "Me critican porque tengo buena relación con el gobernador"

Daniel Giacomino, el sanfrancisqueño que actualmente es intendente de la ciudad de Córdoba, no ahorró duras críticas hacia Luis Juez, de cuya mano llegó a la política cordobesa.

En diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO, Giacomino marcó sus claras diferencias con quien fue su amigo. "Las gestiones de Germán Kammerath y Luis Juez han sido muy malas para para la ciudad de Córdoba", afirmó al recibir a este diario y AM 1050 en la casa de su hermano, en nuestra ciudad. "Juez no fue un buen administrador", insistió.

Este fin de semana, Giacomino regresó a su ciudad natal para compartir encuentros con sus familiares. Su paso por San Francisco siempre procura convertirse en un "recreo" alejado de los micrófonos y los temas políticos pero en esta oportunidad, amablemente aceptó dialogar con este diario.

Consultado sobre su futuro político, señaló que "por el momento, no me planteo nada para el 2011, por ahora necesito recuperar Córdoba". Aunque adelantó acercamientos políticos: "con muchos intendentes radicales mantengo un diálogo fluído, pero creo en el pluralismo con el Frente Grande, el Partido Intransigente y el Partido Justicialista".

"Venimos de un 2008 bastante dificil por el déficit con que nos encontramos con la carga salarial que teníamos -sostuvo Giacomino-. En enero de 2004 la municipalidad de Córdoba tenía 7.100 empleados y en cuatro años se jubilaron 2300, pero cuando me tocó asumir había 10.100, esto quiere decir que fueron nombrados algo más de 5.000", precisó Giacomino quién fue viceintendente y presidente del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba bajo la gestión de Luis Juez entre 2003 y 2005, año en que renunció para asumir la banca que ocupó en el Congreso como diputado por la provincia de Córdoba, hasta la presentación de su candidatura a intendente.

En diálogo exclusivo con LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050, el intendente de Córdoba, el sanfrancisqueño Daniel Giacomino, señaló que en el municipio de la capital provincial "este año tuvimos que tomar medidas poco simpáticas pero necesarias para sanear las cuentas municipales que de por sí eran muy comprometidas, de todos modos creemos que la gente las entenderá en la medida que vayamos destinando recursos para la obra pública".

"Hemos recuperado parte del transporte urbano con la incorporación de nuevas unidades, recuperación de espacios verdes importantes, gas en todas las escuelas entre muchas obras que estamos haciendo. Retomamos un viejo proyecto de Ramón Mestre que es el ferro urbano y la Estación Manuel Belgrano, además de 16 frentes de desagües y más de 50 obras de redes finas de clocas".

Reconoció que "el desafío más importante de todos es la limpieza de la ciudad que es la mayor demanda".

"Teníamos un gran problema es que licitamos un servicio por el cual estábamos pagando 16.500.000 que estábamos pagando por mes se nos iba a 36.000.000 por mes, en tanto que con la empresa municipal lo estamos haciendo en 14.500.000 de pesos y recuperamos más de 90 camiones contra los 50 que tenía Cliba".

"Hay en general buenas perspectivas con relación a la limpieza de la ciudad por eso lo que hacemos es pedirle a los vecinos que colaboren porque todos saben que una ciudad limpia no es la que más se barre sino la que menos se ensucia, por eso a veces cuesta mucho que cada uno se haga cargo de su rol de ciudadano".

"Por el momento estoy muy concentrado en los problemas de la ciudad de Córdoba, yo creo que tiene que volver a ser el faro del interior, esa misma ciudad que tuvieron los buenos intendentes como Ramón Mestre y Rubén Martí, así que estoy fuertemente involucrado en la gestión".

Cuestiones políticas

Giacomino no negó su acercamiento al gobernador Juan Schiaretti. "Yo veo que falta diálogo y consensos de todos los sectores. Precisamente si algo nos dejó el entierro del ex presidente Raúl Alfonsín fue un poco el reclamo de fortalecer el sistema democrático sobre las bases de la discusión. Hay un enfrentamiento muy grande de muchos sectores, por eso todos tenemos que charlar más y pelear menos".

"La ciudad de Córdoba ha tenido muchos años de frustración y de peleas, incluso a mí hoy en día me critican porque tengo buena relación con el gobernador Juan Schiaretti, algo que nunca se debería haber perdido. Con Schiaretti no mantengo una relación política sino institucional, por eso Córdoba no estaría tan postergada si los intendentes no se hubieran peleado con los gobernadores como se pelearon".

"Siempre hago autocríticas, he cometido muchísimos errores, soy una persona que admite los errores y si tengo que cambiar sobre la marcha lo hago, no me molesta ruborizarme: No soy un terco y un obstinado en la administración".

"Con Raúl Alfonsín se ensañaron muchos medios de comunicación y hoy lo consideran uno de los mayores héroes de la democracia, por eso la historia muchas veces les gana al periodismo, por eso nada más que el tiempo se encargará de juzgar lo que hice al margen de que los medios me castiguen".

Con relación a su proyección política, Giacomino admite que "las encuestas nos dan mejor y demuestran que nos hemos recuperado bastante, así que estamos seguro que la ciudad de Córdoba sabrá valorar si yo hago una buena gestión".

Comentá la nota