Dañan el tren de pasajeros al arrojar un durmiente a las vías

El sábado a la mañana

El tren de pasajeros que pasó ayer a la mañana por Chivilcoy sufrió importantes daños al chocar con un durmiente de metal, comúnmente conocido como 'barrigón', que fue arrojado adrede sobre las vías del ferrocarril a metros de la estación de Suipacha.

Este objeto rompió el sistema de frenos de la locomotora y dañó el mecanismo de señalización de las vías. Este hecho tuvo lugar ayer a las 10.10 aproximadamente y provocó un importante retraso en el servicio, ya que recién se reinició el viaje pasadas las 14, lo que originó más de una controversia con los pasajeros. Según se informó, el tren Nº 116 impulsado por la máquina 9064, denominada ciudad de Pinamar, y que remolcaba un vagón de encomiendas y cuatro de pasajeros, que había partido desde Bragado a las 8.37, impactó con este durmiente de metal que se trabó debajo de la locomotora y que arrancó parte del sistema de señalización y cambio de vías de la estación de Suipacha. Al dañar los frenos de la máquina, no pudo continuar con su viaje hacia Once por lo tanto se debió aguardar el arribo de otra locomotora, que llegó desde Mercedes, y que llevó la formación hasta su destino original. Para poder destrabar el objeto se necesitó de los Bomberos Voluntarios de Suipacha, mientras que por este incidente se inició una causa por 'Daños' con intervención de la UFI Nº 5 a cargo de la Dra. Carlés, del Departamento Judicial Mercedes. Cabe acotar que no sería la primera vez que se registran este tipo de ataques al tren en dicha zona, pero ninguno de estos incidentes no habían sido tan graves como el de ayer.

Comentá la nota