Dama de honor en una unión civil.

La candidata a legisladora porteña del Encuentro Popular para la Victoria María José Lubertino acompañó ayer a Norma Castillo y Ramona Arévalo en la ceremonia en la que ambas legalizaron, tras 30 años de convivencia, su unión civil.
El testigo del acto fue Luis D’Elía, líder de la Federación de Tierra y Vivienda, de la cual forma parte Castillo, quien a su vez integra la lista de candidatos a diputados del oficialismo en nombre de los movimientos sociales.

"Me pidieron que las acompañara en este momento tan importante de sus vidas que es la consagración de la unión civil", contó D’Elía acerca de su presencia en el Centro de Gestión y Participación Comunal, donde la pareja contrajo enlace. También explicó que el objetivo fue "dar un mensaje muy potente relacionado con la plena vigencia de los derechos civiles y la profundización de los derechos de los homosexuales".

Las mujeres, ambas de 67 años, fueron recibidas con una lluvia de arroz en la puerta del Registro Civil. Allí las esperó Lubertino, titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, y completó la escena con una suelta de globos. "Es necesario que nuestra democracia se profundice y sean reconocidos y respetados todos los derechos civiles de todos y todas las ciudadanos y ciudadanas", subrayó la funcionaria, que secunda a Tito Nenna en la nómina de legisladores del oficialismo.

Comentá la nota