El Dakar, entre anuncios políticos, silencios y un gran fervor popular

El Dakar, entre anuncios políticos, silencios y un gran fervor popular
En Tigre, con un acto encabezado por el jefe de Gabinete, Sergio Massa, se lanzó oficialmente la carrera, ante más de 10.000 personas
Actos políticos, entusiasmo popular, nervios previos a la gran competencia y un colorido magnífico se conjugaron en Tigre, frente a la estación de trenes, donde se realizó el lanzamiento oficial de la gran carrera Dakar Argentina-Chile 2009, que comenzará el sábado próximo.

Mientras más de 10.000 personas se entusiasmaban con el recorrido de varios vehículos que competirán en la prueba que se largará simbólicamente el viernes, desde el Obelisco, una banda militar ejecutaba los himnos de la Argentina y de Francia, y fuegos artificiales le ponían color a una tarde por demás agradable, el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Sergio Massa, indicó: "Damos por descontado que en 2010, en el año del Bicentenario de la Revolución de Mayo, la Argentina y Chile serán nuevamente organizadores del rally Dakar". El pronunciamiento, que se asemejaba a una promesa política más que a una presentación internacional, se realizó en el bastión electoral de Massa, donde toda la ciudad estaba empapelada con afiches de la carrera, que se desarrollará hasta el 18 del mes próximo y que recorrerá más de 9000 kilómetros de extensión.

Ante el anuncio del jefe de Gabinete, el francés Etienne Lavigne, director de la prueba, apenas esbozó una sonrisa, aunque no efectuó aclaración alguna al respecto. Es sabido que la intención de Amaury Sport Organisation (ASO), la empresa que organiza la tradicional competencia, es regresar a Africa, donde habitualmente se efectúa la prueba. En enero último, la carrera se canceló debido a las amenazas terroristas en contra de los intereses franceses en la región, por lo que ahora la carrera se mudó a América del Sur. "Estoy muy orgulloso de estar aquí, en Tigre. Hemos hecho un gran trabajo para este rally. Ya se vive el Dakar Argentina-Chile", afirmó en correcto castellano el francés Lavigne, aunque mantuvo silencio sobre la afirmación oficial argentina.

En tanto, David Eli, el responsable de la organización por parte de la Argentina, que junto con el secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, fueron los principales actores para atraer al Dakar al país, comentó a LA NACION: "No puedo decir que la carrera volverá en 2010. Estamos a horas del arranque de la competencia y vamos a ver cómo se desarrolla. No estoy preocupado, pero sí ocupado de todos los detalles. Si la carrera sale 10 puntos, ahí sí veremos qué se puede hacer respecto de 2010. Pero falta mucho aún".

En el playón de estacionamiento se confeccionó una suerte de circuito, con rampas, para que los vehículos realizaran una exhibición, encabezados por el mendocino Orly Terranova, con una de las BMW oficiales, y el cordobés Gabriel Pozzo, con un Mitsubishi del Tango Rally Team.

Además de Massa y de Meyer, en el acto también estuvieron presentes el coordinador del Dakar de la Secretaría de Turismo de la Nación, Leonardo Boto Alvarez; el subsecretario de Turismo de la provincia de Buenos Aires, Ignacio Crotto; el embajador argentino en Chile, Ginés González García, y autoridades provinciales y de la Prefectura Naval Argentina.

Boto aseguró que "con el desembarco del Dakar a la Argentina tomamos conciencia de lo que va a significar esta competencia mundial para nuestro país. El Dakar va a marcar un antes y un después en el automovilismo argentino", mientras que Meyer, entusiasmado con el arribo de los vehículos, manifestó: "Es increíble recibir estas impresionantes máquinas de competición. Esto representa un verdadero esfuerzo de logística y esperamos que el Dakar sea un éxito en la Argentina".

"Hoy es el último día de presentaciones y dedicación al marketing y a la prensa. Ya a partir de mañana (por hoy) estaremos todos abocados a la competencia, con el equipo. Parece mentira, pero ya estamos en carrera, prácticamente", comentó Orly Terranova, el piloto argentino que contará con el mejor medio mecánico entre los representantes nacionales, ya que competirá con un vehículo del equipo oficial BMW.

Entre mañana y el viernes el público podrá ver de cerca los vehículos en La Rural (entradas, a 10 pesos). Y el viernes se realizará la largada simbólica al lado del Obelisco, entre las 17 y las 23, mientras que la prueba comenzará el sábado próximo, a las 4.30, con la primera etapa, que concluirá en Santa Rosa, La Pampa. Los 530 competidores (235 motos, 185 autos, 85 camiones y 25 cuatriciclos) partirán desde La Rural, donde se levanta el parque cerrado que funcionará a partir de mañana, para recorrer durante 15 días más de 9000 kilómetros en 14 etapas a través de la Argentina y Chile.

Más de 10.000 personas disfrutaron de la presentación de la competencia y del show, que incluyó un recital del grupo Choque Urbano y el colorido paso de aviones Mirage de la Fuerza Aérea, que dibujaron con humo banderas de la Argentina y Francia. El músico Zeta Bossio, ex bajista de Soda Stereo, cerró la fiesta en Tigre, organizada por la Secretaría de Turismo de la Nación y la Agencia de Desarrollo Turístico de ese partido.

Comentá la nota