La DAIA consideró "inconcebible" que Gobierno niegue la existencia de una "campaña antisemita"

La DAIA consideró
El presidente de las Delegaciones de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Aldo Donzis, consideró que es "inconcebible" que el Gobierno niegue la existencia de una "campaña antisemita" en el marco del repudio a Israel por el bombardeo sobre la Fraja de Gaza.
Al igual que la DAIA, también la AMIA denunció la existencia de una campaña antisemita en Argentina, en alusión a las manifestaciones y escraches contra entidades israelíes o empresas de propietarios judíos.

"Resulta inconcebible que tengamos que convencer al Gobierno nacional que las últimas manifestaciones no tienen nada que ver con el tema de Medio Oriente y son claramente parte de campañas judeofóbicas y antisemitas", manifestó Donzis.

Para el presidente de la DAIA, "el Gobierno Nacional tiene que reconocer que hay una campaña antisemita y expresarse contundentemente contra ella".

Además calificó como algo "inaceptable" el hecho de que "ningún dirigente ni la sociedad argentina plural y democrática en su conjunto se hayan expresado contundentemente contra semejantes manifestaciones de antisemitismo".

Donzis alertó que la situación de protesta contra Israel en el país se trata de "una situación nunca vista en Argentina de las últimas décadas".

El dirigente repudió el escrache realizado el último lunes al empresario judío Eduardo Elsztain frente al Hotel Intercontinental, en el microcentro porteño, y consideró que representó "el peor hostigamiento que la sociedad argentina pudo haber visto contra parte de ella misma".

En el marco del Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, Donzis lamentó que "se minimiza y no se reconoce que en Argentina existe una clara campaña basada en un profundo sentimiento antisemita".

Por su parte, el vicepresidente de la AMIA, José Scaliter, también afirmó que hay una campaña "antisemita" en Buenos Aires, encabezada por organizaciones de izquierda y grupos árabes que protestaron en distintas oportunidades frente a la Embajada de Israel, y que ayer lo hicieron ante la sede de la mutual judía.

Scaliter, quien se encuentra al frente de la mutual ante la ausencia del presidente, Guillermo Borger, aseguró que "esto forma parte de toda una campaña, que es muy simple definirla: antisemita".

El dirigente señaló que "el pretexto" de la ofensiva militar de Israel sobre la Franja de Gaza "quedó atrás" y esta campaña es de "los antisemitas de siempre, que ahora tienen un poco las manos libres".

Según la Agencia Judía, además de los "escraches", "la Policía Federal recibió ayer una amenaza de bomba en el edificio de la calle Pasteur que obligó a desalojar algunas oficinas y a realizar una inspección que determinó que se trató de una falsa alarma".

Luego del escrache al propietario del Hotel Intercontinental, las agrupaciones manifestantes se concentraron en la esquina de Pasteur y Tucumán, a metros de la sede de la AMIA.

"Estuve todo el tiempo en AMIA y no eran más de 45 personas y no estaba muy claro a quién representaban. Me parece que hay un cambio con otros actos o acciones de este tipo: que empezaron a aparecer las esvásticas y a mí eso me causa alguna preocupación", afirmó Scaliter.

Comentá la nota