Custodios de Florencia Kirchner se tirotean con cuatro ladrones

La hija de la Presidente estaba dentro de la casa de una amiga. Cuatro ladrones intentaron llevarse un auto de los custodios que esperaban en la puerta. Apresaron a dos asaltantes, uno herido de gravedad.
Florencia Kirchner se bajó del coche y entró a la casa de su amiga. Sus cuatro custodios, que estaban en dos autos, la esperaron afuera. Entonces, cuatro ladrones (iban en una Toyota Hilux robada unas horas antes) intentaron llevarse uno de los autos de los custodios. Hubo un fuerte tiroteo que terminó con un ladrón herido y uno detenido; los otros dos pudieron escaparse corriendo.

La hija de la Presidenta no estuvo expuesta a los tiros; el enfrentamiento ocurrió cuando ella estaba dentro de la casa de su amiga.

El hecho ocurrió a las 23,30 del sábado en la localidad de Florida, partido de Vicente López. Florencia Kirchner (18) fue hasta la casa de su amiga y compañera del colegio La Salle, en Esmeralda al 2900, a dos cuadras de la Panamericana. Ella iba en un Peugeot 407. Se bajó y entró. Los dos custodios de la Policía Federal -que estaban vestidos de civil- estacionaron el coche frente a lo de la amiga de la chica.

Los otros dos custodios estacionaron el Toyota Corolla en el que iban a unos 35 metros del 407, también sobre Esmeralda, cruzando Francisco Beiró, frente a la plaza Libertad.

Mientras los policías cumplían con su vigilancia de rutina, una Toyota Hilux que venía por Esmeralda frenó de golpe frente al 407. Arriba del vehículo había cuatro jóvenes. Los dos que estaban atrás se bajaron y apuntaron a los policías. "La Hilux era robada y quisieron robarse también el 407. Pero tuvieron poca suerte a la hora de elegir a la víctima", ironizó una fuente policial.

Los policías del 407 reaccionaron rápido, sacaron sus armas y empezaron a disparar. Los ladrones también. Casi en simultáneo, los otros dos policías se bajaron del Corolla y se sumaron al tiroteo. Uno de los ladrones fue detenido en el lugar y otro cayó herido sobre Francisco Beiró. Recibió un tiro en el cuello y en el tórax. Ayer seguía internado con custodia policial en el Hospital de Vicente López.

Los otros dos asaltantes se bajaron de la Hilux y huyeron corriendo por Esmeralda hacia la Panamericana. En unos minutos una docena de patrulleros llegó al lugar y cercaron la zona. Por seguridad, los custodios se llevaron a la hija del matrimonio presidencial.

Si bien la fiscal Beatriz Molinelli, de la UFI 1 de Vicente López, esperaba ayer el resultado de las pericias balísticas para determinar que lo que sucedió fue tal como se lo contaron los policías, vecinos de la cuadra dijeron que se escucharon más de diez disparos en dos secuencias.

Como consecuencia del tiroteo, el perro de un vecino de la cuadra resultó herido en una pata. Además, hubo varios balazos que se incrustaron en portones, paredes y en un auto de otro vecino. Roberto, que vive enfrente de la casa en la que estaba Florencia Kirchner dijo a Clarín que al principio pensó que los disparos "eran fuegos artificiales" pero que después el tiroteo se volvió "ensordecedor".

El detenido fue identificado como Mauricio Alejandro Avila, de 20 años, y será indagado hoy por la fiscal. El herido, Maximiliano Suárez (19) deberá declarar cuando le den el alta. Anoche la Policía buscaba a los dos prófugos. Una fuente señaló que ya estarían identificados. Avila y Suárez -las fuentes dijeron que esperaban que les mandaran información para saber si tienen antecedentes- quedaron imputados de los delitos de "robo calificado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda, y lesiones".

La zona donde ocurrió el hecho es un barrio residencial de clase media. Los vecinos consultados por Clarín coincidieron en que allí, a diferencia de lo que pasa en otras zonas del partido o en San Isidro, "es tranquilo" y "no hay muchos robos". De todas maneras, la mayoría de las casas tienen sistemas de alarmas instaladas y hay garitas con vigiladores en casi todas las esquinas.

Los cuatro policías que se tirotearon con los ladrones son dos sargentos y dos cabos que pertenecen a la División Custodia Presidencial de la Policía Federal. Al igual que su hermano Máximo, Florencia tiene custodia permanente.

Comentá la nota